Ourense

El pueblo de la familia de Benítez, indignado: "Mourinho é un botarate redondo"

Ourense

POLÉMICA

El pueblo de la familia de Benítez, indignado: "Mourinho é un botarate redondo"

Pepe, Eliseo y Pepe, parroquianos del 'A Patamela', uno de los dos bares de San Pedro de A Mezquita y regentado por Milagros Fernández.
photo_cameraPepe, Eliseo y Pepe, parroquianos del 'A Patamela', uno de los dos bares de San Pedro de A Mezquita y regentado por Milagros Fernández.

Los vecinos de San Pedro de A Mezquita elogian al entrenador del Madrid y arremeten contra el técnico portugués: "Perde moito pola boca, é un cantamañanas" 

Una ligera lluvia salpica el centro de San Pedro de A Mezquita mientras el reloj marca la una de la tarde en esta pequeña parroquia de A Merca, convertida en los últimos días en el centro geográfico de uno de los culebrones del verano en el mundo del fútbol. Ese rifirrafe entre Mourinho y Benítez, nacido a raíz de unas palabras de la esposa del técnico madrileño en una entrevista en La Región hecha aquí, en la casa familiar de los Seara.

Mientras medios de todo el mundo cubrían la polémica, Montserrat volvía a Inglaterra, y la vivienda, situada a escasos metros de la iglesia, permanece cerrada. Justo enfrente viven sus tíos, Luis Seara y Maricarmen Fernández. Ambos rechazan cualquier tipo de intención oculta en las palabras de su sobrina: “Falou bromeando. Non quería facer polémica”, descartan sobre un asunto del que “nos cafeses estase a falar moito”.

Bares como el 'A Patamela', regentado por la propia hermana de Maricarmen. “Que queres que che diga. Ela non dixo nada malo”, la disculpa Milagros, compartiendo opinión con las que se escuchan en el otro bar de A Mezquita, 'Bar Tienda Fina'. Aquí, en el centro de la diana solo hay un apellido: Mourinho. “É un cotroso. Eu lle teño manía, tan presumido...”, apunta la dueña mientras sirve una cerveza a un parroquiano, que lo deja claro: “Perde moito pola boca. É un cantamañanas”. “O Mourinho é un botarate redondo”, concluye un tercer vecino.

Mientras, en la televisión juega el Madrid un amistoso ante el Milan. En el bar no hay demasiada expectación. Solo un espectador. José Luis Blanco está casado con una prima de Montserrat Seara, y ha compartido varias charlas futboleras con Benítez: "A súa ilusión sempre foi entrenar ao Real Madrid. Pero decía que non tiña presa, porque iso ía pasar só unha vez. E agora chegou o momento".

En la pantalla sale Benítez, y su familiar se remueve, sorprendido por el revuelo causado por las palabras de la ourensana: "Parece que se acababa o mundo. "A Montse non é de meterse en fregados", profundiza, antes de lamentar el comportamiento de la prensa. "Os periodistas aquí en España... por iso ela non quere vivir aquí. Alí en Inglaterra os deixan tranquilos, ninguén molesta as rapazas. Aquí ten medo. Cando viñeron, foron as festas de Taboadela e estíveronche moi vixiadas por si acaso".



A Mezquita, 'Little Anfield'

Blanco lleva puesto un chubasquero del Liverpool, un equipo que en San Pedro de A Mezquita tiene un nutrido grupo de aficionados: “Cando Rafa estaba alí, a xente vía moito os partidos, reuníanse no bar incluso”, recuerdan.

Los piropos hacia el técnico madrileño arrecian al salir su figura en la conversación. “É xente moi tratable, moi faladoiro. Non encontrarás a ninguén que fale mal del, é coma un fillo adoptivo de A Mezquita”, se lanza Pepe mientras se toma con parsimonia un chupito en la barra de 'A Patamela'.

Al lado, en una silla apoyada contra la pared, está Eliseo leyendo el periódico. Se une a la conversación puntualizando que, últimamente, “o Rafa ven moi pouco por aquí”. “Ten moito chollo. Pero cando viña disfrutaba. Pasea moito, e despois fútbol e fútbol, co seu ordenador”, interviene de nuevo Seara acerca de las vacaciones ourensanas de Benítez.

Siempre con tiempo para disfrutar de la gastronomía gallega. “É de bo comer, gústalle moito picar de todo. Bueno, xa se lle ve”, apunta Maricarmen, que parece apartar con la mano las ya famosas palabras de Mourinho sobre lo de cuidar la línea: “En todo caso terá que cuidarse el. Si case non están xuntos en todo o ano...”. Volviendo al bar, Milagros Fernández rompe una lanza a favor del entrenador español: "Cada un está como está. Este Mourinho é un golfo". Los clientes vuelven a asentir.



Viaje a Liverpool

El cielo sigue encapotado sobre A Mezquita. "Falta facía que chovese", apunta Luis Seara, antes de recordar su viaje a Liverpool hace unos años. El matrimonio pasó unos días con Montserrat, Rafa y las niñas. "Todo moi bonito. Cada día pola mañá recollíanos un coche e íamos pasear por alí. Rafa andaba coas súas cousas do fútbol, pero sempre aparecía nos restaurantes á hora de xantar. Éche moi familiar".

En Inglaterra vieron en primera persona el cariño que tienen a su familiar: "A xente quere moito a Rafa en Inglaterra. Tivo moitos éxitos”. Sobre la posibilidad de que se repitan en Chamartín, sus vecinos no tienen dudas. "Estudia todo moito, estáche moi preparado. E además ten equipo para destacar", analizan en el sanedrín del bar.

Eso sí, en una casa hay dilema. El tío de Montserrat es culé. "Agora éche un lío. É complicado, non podo dicir que quero que gañe o Madrid. O deporte é o deporte", dice Seara. "¡Que gañe o Rafa!", corta la reflexión Maricarmen Fernández. Pero su marido no parece tenerlo claro. Al final, llegan a un punto de encuentro: "A Copa... que gañe algo, que xa vai moi retrasado o Madrid", cierra Seara guiñando un ojo.