La Región

ANIVERSARIO

La Benposta colombiana: 40 años luchando por la infancia

El ourensano José Luis Campo, su director, está nominado en el proyecto de "100 españoles"

La Benposta colombiana: 40 años luchando por la infancia

Algunas ilusiones logran perpetuarse en el tiempo y consiguen mantener vivo un sueño, convirtiéndolo en una realidad sólida. El de José Luis Campo Rodicio, conocido como "Pequeno", se llama Benposta- Ciudad de lo Muchachos y acaba de cumplir 40 años de existencia en Colombia. Este aniversario tuvo su celebración en el mes de abril en Bogotá, y su continuación esta semana en León, "para juntarnos todas las personas que tuvieron que ver o que aún tienen que ver con el proyecto y recordar todos estos años. Porque un ideal como éste no es algo material, es mucho más. Benposta no es un terreno", explica José Luis, natural de Parada de Sil, y al frente de esta organización en Colombia.

Entró en contacto con el padre Jesús Silva ya en la década de los sesenta, "fui uno de los que participó en aquellos inicios construyendo en San Pedro de Rocas. Llegué cuando aún no existía Benposta ni el circo. Estaba trabajando por aquel entonces en un restaurante y contacté con el padre Silva y sus ideales sobre los derechos de los niños y niñas, su derecho a soñar, a construir, y me quedé".

Recuerda que "vivíamos una ilusión que sabíamos no se podía quedar en Ourense, que había que llevarlo a países con niños sometidos. Estaba estudiando Teología en Salamanca y en algunas giras del circo íbamos viendo realidades terribles. La realidad de Colombia y los niños de la calle nos impactó, y se dieron las condiciones para fundar ahí Benposta. El gobierno ofreció unas garantías que luego no cumplió, pero nos quedamos".

Y de eso hace ahora cuatro décadas. Y la realidad ha cambiado. "Ahora trabajamos con niños ex combatientes y con la prevención para que no sean captados. Esa es ahora la durísima realidad que viven los niños colombianos. Hemos creado una red de protección especial y debemos estar atentos a todos los peligros que corren", explica José Luis Campo.

Benposta de Colombia "tiene las cuentas muy claras, porque todo es transparente y nos sometemos a auditorías", explica su responsable, y añade que "el mayor apoyo nos viene de Alemania, nuestra ONG trabaja mucho con este país en diversos proyectos, también tiene uno de cooperación con España, pero no trabaja tanto con nosotros".

En estos momentos, el proyecto trabaja con unos 135 niños. Existen dos maneras: una, como residentes en el centro que tienen en Bogotá, y otra, viviendo con las familias en los distintos pueblos, pero el objetivo, según el director benposteño, siempre es el mismo: "Que puedan volver a sus casas y retomar su normalidad. En el centro no trabajamos, sino que vivimos cuatro matrimonios, un médico y aproximadamente nueve personas, con distintas funciones. Y como empleados tenemos un equipo de profesores, psicóloga, personal de cocina y monitores. Siempre procuramos que sean gente que ha estado anteriormente en el proyecto, porque así lo comprenden mucho mejor".

Como reconocimiento a su labor, José Luis Campo estará el jueves en la Casa de América como nominado a ser en uno de los "100 Españoles", un proyecto que homenajea a todas aquellas personas que sobresalen en el exterior, se integran en los países de acogida y son valoradas por su capacidad de trabajo. Estarán amparados por la Marca España.