Ourense

La biblioteca del Campus, con elevados niveles de gas radón

Ourense

salud

La biblioteca del Campus, con elevados niveles de gas radón

Entrada de la biblioteca del Campus de Ourense (JOSÉ PAZ).
photo_cameraEntrada de la biblioteca del Campus de Ourense (JOSÉ PAZ).
Zonas del sótano multiplicarían por siete el máximo permitido; el equipo rectoral avanza ya medidas

La biblioteca universitaria del Campus de Ourense tiene una incidencia del gas radón por encima de los niveles recomendados, según recoge un estudio finalizado hace unos días por la Universidad de Vigo dentro de las campañas periódicas de mediciones.

"Se han obtenido niveles de radón por encima del máximo recomendado, en algunas zonas de paso situadas en los semi-sótanos del edificio de la Biblioteca Rosalía de Castro del campus de Ourense, en las que se está procediendo a tomar las medidas correctoras adecuadas", señalan desde la Vicerrectoría de Planificación e Sostibilidade.

La noticia ha encendido las alarmas en UGT, que asegura que las mediciones "se han realizado a instancias de nuestro sindicato" y que los niveles alcanzados en la biblioteca multiplican casi por siete los máximos recomendados de 300 bequerelios por metro cúbico. Dicen desde UGT que "ha habido picos superiores a 2.000 bq/m3 "en zonas de acceso diario para los trabajadores, algo muy preocupante".

El sindicato insta al equipo directivo de la Universidad a "tomar las medidas necesarias para solucionar esto", instando también a los trabajadores "a evitar en lo posible bajar y, sobre todo, permanecer en los siguientes lugares".

En la UVigo piden tranquilidad, recordando que "en aquellos casos en los que se detectan niveles no conformes a la normativa, se adoptan medidas". 


Sanidade ultima un estudio de medición en concellos


La Consellería de Sanidade tiene en marcha un procedimiento de contratación para realizar a lo largo del próximo año más de 800 mediciones de la presencia de gas radón en concellos de las provincias de Ourense y Pontevedra. El objetivo de este contrato, en el que el Gobierno gallego invertirá más de 42.000 euros, es controlar la presencia de este gas en los ayuntamientos con menos población. El objetivo de estas mediciones es avanzar en la elaboración del mapa de radón de Galicia, un instrumento para combatir de manera efectiva sus consecuencias.

Más en Ourense