Ourense

Tecnología, industria y sanidad se aproximan al paro cero en Ourense

Ourense

Empleo

Tecnología, industria y sanidad se aproximan al paro cero en Ourense

OURENSE (COLEXIO OFICIAL DE ENFERMERÍA DE OURENSE). 19/11/2020. OURENSE. El Colexio Oficial de Enfermería realiza gratuitamente pruebas serológicas de COVID a los vecinos y vecinas de Ourense. FOTO: ÓSCAR PINAL
photo_camera Algunas actividades sociosanitarias tienen dificultades para encontrar personal formado. (Foto: Óscar Pinal)

Los expertos en formación aprecian una diferencia importante entre lo que demanda el mercado laboral y la cualificación profesional

No todos los profesionales ven el problema del paro de la misma forma. Dependiendo de su formación y el sector en el que se empleen puede ser una pesadilla o un problema menor. La alta y media especialización es lo más demandado. Por ejemplo, los trabajadores del sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) están muy buscados, pero también los operarios especializados en la industria o determinados campos sanitarios. Incluso los empleados de pompas fúnebres están muy buscados.

¿Hay en Ourense profesiones sin apenas paro? Las hay, según los informes del Servicio Púbico de Empleo Estatal. En el sector TIC el desempleo afectaba a unas 30 personas en el 2019 —último registro del que el organismo da detalles por número de contratos— y se hicieron 263 contratos para las empresas que operan en Ourense. 

Pero, a comienzos del 2021 se podrían certificar valores parecidos. Francisco Javier Rodríguez, director de la Escuela Superior de Enxeñería Informática (ESEI) del campus de Ourense, estima que en esta profesión el desempleo pasa de largo. Alude a que "nuestros alumnos van hacer prácticas a las empresas y sin que tengan el título ya les ofrecen trabajo". Siendo positiva esta situación, tiene una vertiente más negativa: "Es difícil que encontrando trabajo de forma automática se pueda pensar en montar su propia empresa, algo que suele suceder cuando no aparece un trabajo por cuenta ajena".

profesiones

Sanidad e industria

El sector sanitario también sabe lo difícil que es encontrar auxiliares de enfermería de Atención Primaria, con menos de cinco parados y 104 contratos firmados. Entre las actividades sociosanitarias es relevante el caso de los cuidadores de niños, con un paro inferior al centenar de personas y 829 contratos realizados, con un incremento del 28,3% en un año.

El campo de la industria es otro de los ejemplos, con escasez de mano de obra especializada. Aquí se ve claramente lo que necesitan las empresas y lo que da el mercado laboral. Como operarios de plástico solo había una veintena de parados y se hicieron 174 contratos, sobre todo para la industria auxiliar del automóvil. Pero, sin duda, donde se intensifica la búsqueda es para operadores de diferentes ramas de la industrial del metal. Ahí se contabilizan menos de diez demandantes y se han hecho 2.517 contratos.

La búsqueda de conductores de carretillas elevadoras es otra de las obsesiones en muchas industrias porque quedan menos de 30 parados y se han hecho 588 contratos en un año. Lo mismo ocurre con la industria agroalimentaria, con menos de una decena de demandantes de empleo y 153 contratos hechos, con un crecimiento del 12,5%. En la relación de profesiones con alta demanda también se pueden incluir oficios como trabajador de pompas fúnebres o subsectores vinculados a la construcción.

Sin coincidencias

Por lo tanto, ¿cabe concluir que hay una gran discordancia entre lo que las empresas necesitan y el mercado ofrece? "Sí, hay una distancia abismal", sentencia Antonio Villaverde, delegado en Ourense de Ader Trabajo Temporal para quien esos datos también valen para hoy. Estima que la formación reglada, caso de los ciclos medios de FP, "están, a mi modo de ver, un poco desactualizados para lo que necesita Ourense". 

Bartolomé Pidal, presidente del grupo Nortempo, empresa de gestión de recursos humanos, ve "una diferencia importante entre lo que demanda el mercado laboral y la cualificación profesional del aspirante". Por lo tanto, el desajuste es obvio, "y lo es desde hace bastante tiempo", apostilla Pidal. 

En su opinión, empresa y administración deben converger para que la formación y los puestos ofertados se parezcan lo más posible. Mientras, "sectores como el digital, que es imprescindible en estos momentos, siguen buscando trabajadores", comenta. También echa en falta una dosis de realismo a la hora de formar técnicos especialistas. O eso, o mantener la puerta abierta al paro o la emigración.



La industria ya es el segundo sector por contratación

El sector servicios sigue siendo el principal por su potencia laboral, pero toma fuerza también la industria. Las fábricas ourensanas y las empresas generadoras de energía firmaron el año pasado 12.164 contratos, lo que supone el 19,9% de los 61.103 que se realizaron en plena pandemia en todos los sectores. Firma con ello su segundo mejor registro en diez años, pero se ve abocado al riesgo de no contar con efectivos formados para mantener la especialización. El sector debe nutrirse de personal que le acompañe en el camino a la digitalización.