Ourense

La brecha salarial con los trabajadores que emigran aumenta hasta casi el 11%

Ourense

EMPLEO

La brecha salarial con los trabajadores que emigran aumenta hasta casi el 11%

Operarios trabajando en una obra en el barrio de As Lagoas, en Ourense (ÓSCAR PINAL).
photo_cameraOperarios trabajando en una obra en el barrio de As Lagoas, en Ourense (ÓSCAR PINAL).
El salario anual de los que salieron es 2.093 euros mayor que en Ourense

El mejor comportamiento del mercado laboral durante el año 2018, en el que los asalariados en Ourense pasaron de los 101.370 a los 103.708 no evitó que de nuevo la provincia sufra un déficit en el capítulo de migraciones por motivos de trabajo, con 1.577 personas que salieron hacia otras provincias de España por las 1.022 que se asentaron en alguno de los 92 municipios ourensanos para ejercer su profesión.

Entre  los motivos de este fenómeno está, como es lógico, unas mejores condiciones económicas para los que eligieron buscarse la vida fuera de Ourense, con una brecha salarial entre las retribuciones que perciben estos y los que permanecen en la provincia que se multiplicó por cinco respecto a lo sucedido en 2017, según el análisis que acaba de hacer público la Agencia Tributaria sobre la movilidad del mercado del trabajo, del que se desprende que la diferencia entre el salario medio en 2017 apenas superaba el 2,3%, mientras que en el año siguiente fue del 10,7%, un total de 2.093 euros anuales.

Atendiendo a los datos de Hacienda, el sueldo medio en 2018 de los trabajadores que no se movieron de la provincia aumentó casi un 6%, evolucionando de 18.417 a 19.493 euros, mientras que el de aquellos que salieron a otros lugares pasó de los 18.940 euros de hace dos años a los 21.586 euros del pasado ejercicio, lo que hizo aumentar la diferencia.

Por su parte, los inmigrantes que recibió Ourense (1.022) para ejercer un trabajo percibieron un sueldo ligeramente más alto que los que ya estaban en la provincia, al situarse el salario medio anual en 19.595 euros, un 8,66% más que el año anterior y 102 euros más al año que el suelo medio de los empleados que no cambiaron de lugar.


Relaciones


El estudio de la Agencia Tributaria permite concluir también que los ourensanos que encuentran trabajo fuera de Ourense se parten a la mitad entre los que se quedan en Galicia y los que eligen otra Comunidad Autónoma.

De los 789 que salieron fuera de tierras gallegas, la gran mayoría tiene como destino Madrid (263), mientras eligieron Barcelona 107 personas. Les siguen León (41), Las Palmas (40) e Islas Baleares (38).

Sin embargo, la mayor conexión de Ourense continúa siendo con la otra provincia del sur de Galicia, con el mayor flujo de trabajadores el pasado año, al irse a Pontevedra 370 personas, haciendo el camino inverso 245. Con A Coruña, la relación también arroja un saldo negativo, con 328 que se fueron y 160 que llegaron, una tendencia similar con Lugo, con 91 que emigraron allí y 60 que aterrizaron en Ourense.

Entre las provincias gallegas, la única que presenta un saldo migratorio positivo es A Coruña, que captó 4.412 trabajadores por los 4.351 que salieron.