Ourense

Un brote en una residencia de Barbadás trunca la mejoría en Ourense

Ourense

Pandemia

Un brote en una residencia de Barbadás trunca la mejoría en Ourense

Vista de la residencia Nosa Señora dos Milagres, en Barbadás, nuevo foco de covid (XESÚS FARIÑAS).
photo_camera Vista de la residencia Nosa Señora dos Milagres, en Barbadás, nuevo foco de covid (XESÚS FARIÑAS).
Seis fallecidos con covid en la provincia en la última jornada, dos de ellos residentes de Os Gozos

El Gobierno decretó el estado de alarma con el objetivo de endurecer las restricciones para intentar lograr que la incidencia acumulada de casos baje a 25 por 100.000 habitantes a 14 días, una situación en la que, de momento, están lejos el conjunto de España (378) y Ourense (368), lo cual augura que la batalla será larga. 

En la última jornada, pese a que se continúan reduciendo los casos activos en la provincia –es la única área sanitaria que por cuarto día consecutivo rebaja esta cifra,  al seguir dándose más altas que nuevos contagios–, un nuevo brote en una residencia ha complicado la situación. 

Además, ayer se sumaron seis fallecidos con covid en la provincia, todos ellos hombres. Dos de ellos eran residentes de la residencia de Os Gozos, de 87 años uno, y otro (fallecido en el CHUO), de 86. También murió otro hombre de 86 años en el CHUO que era residente de Nosa Señora do Viso de Lobeira. Otros tres de 67, 94 y 78 años murieron en el CHUO.

El centro público más grande

El nuevo brote se dio en el centro residencial, que gestiona la Consellería de Política Social, Nosa Señora dos Milagres, situado en Cabeza de Vaca. Es una residencia pública con más plazas de la provincia, en el municipio de Barbadás. Allí,  "por sorpresa", como señalaba el alcalde, Xosé Carlos Valcárcel, se han topado con casi la mitad de los usuarios contagios (57 de 120) y 10 de los 109 trabajadores en la misma situación.  Y es "sorprendente" porque hacía solo tres semanas que se habían sometido a un cribado masivo tanto a trabajadores como usuarios, cuando un residente que había sido trasladado desde otro centro a Os Milagres había dado positivo. Entonces, según el Concello, "só un traballador dera positivo".

"Eu só pido solidariedade e que a Xunta reforce todos os servizos. Que os traballadores non se vexan desbordados e poidan atender o mellor posible", pedía Valcárcel ayer, tras asegurar, además, que las visitas ya estaban restringidas en el centro desde el lunes. Aún así, y tras hablar con el área sanitaria, tienen claro que es posible que los casos aumenten los próximos días. 

Desde el PSdeG, la parlamentaria Marina Ortega señaló que este brote muestra que los protocolos "están fallando" y cargó contra la Xunta, por "non ter tomado todas as medidas de precaución para evitar contaxios" y exigió que se incremente el personal de atención.

La residencia de Os Gozos, en Pereiro de Aguiar, con todavía 91 positivos, sigue siendo el principal foco en las residencias gallegas. En total, hay 217 mayores contagiados en las residencias ourensanas, delos 261 del total gallego.

Menos ingresados

Pendientes de las consecuencias de este nuevo brote, Ourense redujo el fin de semana la presión hospitalaria. Eran 103 los ingresados, de ellos 13 en la UCI. Cuatro menos que la jornada anterior y ocho menos que el viernes. 

Ourense es la única área gallega que reduce casos activos, pero sufre un repunte

Ourense sigue reduciendo los casos activos. En la jornada de ayer, había 1.299 personas contagiadas en el área sanitaria-, mientras que a principios de semana esta cifra se elevaba a 1.516. Detrás de Ourense ya siguen de cerca Vigo (1.186 activos), A Coruña (1.122) y Santiago (1.089). En el caso concreto de la ciudad, hubo un pequeño repunte, subiendo hasta los 368 activos (4 más).

En cuanto a casos detectados por PCR en l24 horas, Ourense continúa, por cuarta jornada, por detrás de A Coruña, Vigo y Santiago, pero sufre una subida. Se detectaron 94 positivos (83 la jornada previa), frente a los 121 de Vigo, 110 de  A Coruña y 103 de Santiago. En total, Galicia detectó 597 casos en un día, la segunda cifra más alta de la pandemia.