Ourense

En busca de lo fascinante, con Ana Vallés

Ourense

ENTREVISTA | VIDA

En busca de lo fascinante, con Ana Vallés

Su obra "Circo de pulgas" se estrenó ayer dentro del festival FITO de Ourense, y esta noche vuelve a escena en el Auditorio Municipal de la ciudad, a las 20,30 horas.  

"Algo que nos desarregle, nos desconcierte, nos fascine y nos transporte a otro lugar que no sabemos qué es y que no podemos expresar con palabras". El arte, para la actriz, dramaturga y cofundadora de la compañía Matarile, Ana Vallés, es todo eso. Tras más de treinta años de experiencia, sigue buscando el elemento conmovedor, capaz de romper con la rutina al entrar en un salón de teatro y volar, sin querer darse cuenta, a otros espacios.

¿Cuando empezó su pasión por el teatro?

No fue algo vocacional, la verdad. Surgió de forma espontánea durante un taller de construcción de escenografía y máscaras que hice con Baltasar (cofundador de Matarile). Decidimos llevarlas a escena, trabajar por primera vez con actores,... Aquellos fueron los inicios. 

¿Por qué teatro experimental?matarile_staying_alive_8_preview_result

No me gusta llamarlo "experimental". En Matarile hacemos teatro de "creación propia", como cualquier otra obra de arte. No trabajamos sobre un guión con un texto predefinido, nos movemos en un proceso de prueba y error. Cuando comienzas con una nueva propuesta no sabes muy bien qué vas a hacer, esa es la gracia. 

¿Cuál es la importancia del cuerpo en sus creaciones?

Para mí, el cuerpo es fundamental. Se comunica de una forma distinta según el género, la edad, la cultura, el bagaje o la formación. Cada físico es distinto y habla de una forma particular, suya. No busco en un actor capacidades profesionales, sino el juego a partir de su personalidad y su cuerpo. 

¿Cuáles son los principales retos a los que se ha enfrentado como dramaturga y actriz durante su carrera? 

Cada obra supone un algo difícil de por sí. Es tirarse sin red, siempre con dudas, siempre replanteándomelo todo. Después de años de experiencia ya sabes qué es lo que no quieres, pero en cada proceso creativo asumes ese vacío, aunque ya sabes que ese momento se pasa. Como pasa en la vida, te estás replanteando cosas constantemente. Además, como retos más concretos, en Matarile nos hemos enfrentado a la creación del espacio Teatro Galán, del festival en Pé de pedra y actualmente del espacio Sala Montiel, en Santiago de Compostela. 

¿Cómo fue el proceso de creación de "Circo de pulgas"?

Antes de empezar, recopilo y envío lo que yo llamo "cartas" a los actores, con ideas previas, pensamientos, intuiciones de escenas, músicas, imágenes,... Todo lo que se me ocurre. A partir de ahí, vamos trabajando, día a día. De las cuatro horas intensas de ensayo sacamos temas, ambientes y escenas variadas. A mí me sirve para ir selTeatro_Invisible_09_resulteccionando, para calibrar qué le puedo pedir a cada actor y en dónde tenemos que incidir. Pero no son solo esas cuatro horas, cada uno trabaja mucho de forma personal al salir del teatro y yo mando ejercicios diarios. Es un trabajo muy exigente, y hay que llegar con los bolsillos cargados a cada sesión. 

"Si estás atrapado en los sueños de otro estás jodido", es la presentación de la obra. ¿A qué se refiere?

Estamos atrapados entre sueños, planes, estructuras o comportamientos. Por eso nos fascina el circo, porque allí hay un otro, un monstruo que reconocemos como diferente y lo valoramos en su extrañeza, uno de los pocos lugares donde eso ocurre. El "Circo de pulgas" es eso, un lugar que no controlamos, que se tambalea y que nos llama por eso, porque habla del misterio oculto tras la realidad, de algo que no es predecible ni razonable.

¿Por qué invitar al público esta noche?

Yo solo concibo el teatro como un regalo, como una forma de dar y de recibir, y espero que estemos a la altura. Lo que ofrecemos no es algo que deje indiferente al público. 

Más en Ourense