Ourense

Uno de cada cinco habitantes ourensanos será extranjero en quince años

Ourense

Demografía

Uno de cada cinco habitantes ourensanos será extranjero en quince años

Vecinos de la ciudad transitan por la rúa Xoán XXIII. (FOTO: José Paz)
photo_cameraVecinos de la ciudad transitan por la rúa Xoán XXIII. (FOTO: José Paz)
La provincia perderá más de 30.000 habitantes hasta 2035, por una tasa de natalidad ínfima

La población extranjera representará más del 17% de todo el padrón de la provincia en 15 años, pero el auge de foráneos no será suficiente dique de contención frente al declive demográfico por el escaso índice de natalidad de la población autóctona.

Así se desprende de las proyecciones de población para el periodo 2020-2035 por parte del Instituto Nacional de Estadística (INE). Ourense perderá más de 30.000 habitantes (33.955) en este periodo. 

La proyección actualizada ayer por el INE mantiene las mismas perspectivas, con una clara pérdida de población. Si 2020 comenzó con 306.802 habitantes y con brotes verdes en el último semestre del pasado año, las proyecciones estadísticas no invitan al optimismo. 

Se mantiene la previsión de que en 2023 se rebaje el umbral de los 300.000 habitantes, con 297.834, y, a partir de ahí, el descenso siga siendo progresivo, a un ritmo aproximado de 2.000 vecinos menos al año, hasta los 272.847  habitantes. 

En términos porcentuales, Ourense perderá un 11,07% de población en los próximos 15 años, convirtiéndose en la cuarta provincia española que más población cederá. Solo Zamora (-17,5%), León (-13,12%) y Palencia (-11,9%) perderán más habitantes en proporción a su actual padrón. 

El colectivo que tendrá más peso en la configuración poblacional de la provincia es el de las personas nacidas en el extranjero, ya que en 15 años supondrán ya el 17,6% del total, frente al 12% actual. Así, en 2033 se espera que sean ya más de 48.000 los foráneos, de los más de 272.000 habitantes que se prevén para entonces. 

La inmigración sigue perfilándose como freno a la caída continua de la población autóctona, sobre todo motivada por una tasa de natalidad bajísima, que se prevé que seguirá por debajo de 5 nacimientos por cada mil habitantes y que en 15 años será aún la segunda más baja de España, después de Zamora, por el elevado índice de envejecimiento. 

Galicia y España

La pérdida de población se cierne sobre el futuro del conjunto de Galicia. Según el INE, la comunidad perderá 178.000 vecinos en 15 años, quedándose en 2,52 millones de habitantes. Será la cuarta comunidad autónoma con mayor decrecimiento, tras Asturias, Castilla y León y Extremadura. 

En el conjunto de España, la evolución, apunta el INE, será "dispar", ya que aumentarán los habitantes en ocho comunidades y descenderán en otras nueve. Los mayores incrementos se darán en Baleares, Madrid y Canarias. En 2035, habrá un millón de habitantes más, superando los 48 millones. En 2070, la población llegaría hasta 50,6 millones.