Ourense

Caldo de castañas “Sanmiguel"

Ourense

la cocina tradicional del sanmiguel

Caldo de castañas “Sanmiguel"

Un plato de caldo tradicional de castañas reconforta al llegar el frío.
photo_cameraUn plato de caldo tradicional de castañas reconforta al llegar el frío.
La primera receta que nos deja el Restaurante San Miguel es su clásico plato otoñal

Primeramente mondamos las castañas y las ponemos a cocer con agua y sal, dejándolas que den un hervor. Las escurrimos y las pelamos. Con mucha agua limpia ponemos la cebolla entera, el ajo y el trozo del tocino y el de la oreja (podemos poner algo de carne de cerdo que podamos tener, como algo de lacón, de costillas de cerdo o de cachucha, etc.) y también ponemos las castañas mondadas.

Dejamos cocer todo durante unas horas hasta que esté bien cocido. A continuación le agregamos un rustido hecho con el aceite y la cebolla picada. A este rustido le ponemos unas gotitas de vinagre, así conseguimos un mejor sabor.

El cerdo podemos comerlo aparte del caldo, con unas patatas cocidas, o si no, troceamos el cerdo y lo comemos con las castañas. Con el líquido del caldo podemos hacer unas sopas de pan, poniéndolo en un tazón o “cunca” que tenga trozos de pan cortados muy finos, con el caldo muy caliente. 

DIFICULTAD..... Fácil
TIEMPO.... al menos 2 horas
COSTE..... 4€ por persona


El secreto del chef


Una cocción lenta, como en casi todos los platos de puchero, ayuda a que los ingredientes alcancen su mejor punto de sabor. Un truco que puede ahorrarnos un poco de tiempo es utilizar castañas preparadas, como las "Castañas al natural" de Cuevas.


Ingredientes


(Para seis personas)

1 ½ kilo de castañas
1 cebolla
1 diente de ajo
4 cucharadas de cebolla picada
Un poco de vinagre
Un trozo de tocino
Como un vaso de aceite
½ oreja de cerdo
Sal y agua


Materia prima


Tiempo de castañas

Las castañas aportan principalmente fibra e hidratos de carbono, con un bajo contenido calórico (190 calorías/100 g).Son una fuente natural de minerales: fósforo, calcio, hierro, zinc, magnesio y en menos proporción cobre, por los que se le atribuyen propiedades anti-inflamatorias.

Cerdo: sabor con moderación

La carne de cerdo es una de las más consumidas en nuestra dieta. Esconde además muchos beneficios para la salud siempre que se consuma con moderación. Contiene proteínas de alto valor biológico; es fuente de minerales esenciales como el potasio, fósforo, zinc y hierro, y aporta vitaminas del grupo B: B1, B3, B6 y B12.

Más en Ourense