Ourense

Las carencias en infraestructuras, losa para frenar la despoblación

Ourense

EN OURENSE

Las carencias en infraestructuras, losa para frenar la despoblación

La obra del AVE se ha alargado significativamente, con cinco plazos prometidos.
photo_cameraLa obra del AVE se ha alargado significativamente, con cinco plazos prometidos.

Servicios ferroviarios obsoletos o dilación de autovías unen a Ourense con la mayoría de territorios españoles que sufren el problema demográfico

La delicada situación demográfica que atraviesan numerosos territorios del Estado ha incluido esta cuestión en la agenda de todas las administraciones, entre ellas la central, que cuenta con un Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico, liderado desde julio por Isaura Leal, para trazar una estrategia que consiga revertir una tendencia con rasgos comunes en las provincias más afectadas, entre las que se incluye Ourense, a la que acompañan otras como Lugo, Zamora, Soria, Teruel, Cuenca, Asturias o Cáceres.

Uno de los principales factores que señalan la propia comisionada del Gobierno frente al reto demográfico es las carencias en infraestructuras que arrastran estos territorios, penalizados por una planificación que ha potenciado inversiones en lugares con más pujanza, provocando un importante desequilibrio en materias como los servicios ferroviarios, lastrados por conexiones obsoletas más propias del siglo pasado, o la dilación injustificada de carreteras de alta capacidad comprometidas desde hace lustros que, en la mayoría de casos, no han pasado del papel.


Trenes


El mapa de líneas de alta velocidad operado por Renfe sigue sin incluir, más de medio siglo después de la inauguración de la primera conexión entre Madrid y Sevilla, sigue sin incluir a todo el Noroeste peninsular, habiéndose concluido únicamente las obras de la línea Madrid-Galicia hasta Zamora (pero sin trenes AVE circulando), lo que deja aún aislada a Ourense, que pese a haber mejorado en los últimos años los tiempos de viaje con la capital de España todavía debe esperar dos años para disfrutar de trenes de altas prestaciones.

Por un "tren digno" esperan también en Extremadura, desde donde han arrancado un compromiso al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, para modernizar la línea durante los próximos años, en Teruel, donde deben hacer escala en Zaragoza para llegar a Madrid, o Soria, también muy aislada.

En Castilla y León, mientras los trenes AVE sí llegan hasta la ciudad de León, la conexión con Asturias sigue atascada por el incumplimiento de plazos con la Variante de Pajares.

Sin embargo, a nivel ferroviario las carencias se hacen quizá más evidentes en los desplazamientos de media distancia. Así, mientras Renfe cuenta con red de Cercanías en Madrid o Barcelona, que benefician también a sus áreas metropolitanas, en Ourense han desaparecido los servicios regionales dejando sin servicio a toda la provincia, convirtiéndose también en una odisea llegar hasta la ciudad más poblada de Galicia como es Vigo o Lugo.

Las quejas por la oferta ferroviaria de cercanía llegan también a rincones como Palencia, Soria, Teruel o Asturias, donde se mantiene el ferrocarril de vía estrecha sin apenas mantenimiento.


Carreteras


Los desplazamientos por carretera lastran también a la mayoría de provincias con un evidente problema demográfico, con proyectos enquistados y que cada año se recogen en los Presupuestos Generales del Estado sin que las partidas se ejecuten.

Así, la vertebración del interior de Galicia con la Comunidad de Castilla y León se sigue realizando a través de carreteras nacionales con problemas de mantenimiento mientras autovías como la A-76 (Ourense-Ponferrada) no tienen ni un solo tramo en obras o la A-56 (Ourense-Lugo), en la que las máquinas llevan desde 2009 trabajando en un tramo de 8,5 kilómetros que ni se ha finalizado, mientras los restantes siguen en fase de tramitación administrativa.

La situación no es muy diferente en plena Meseta. Allí, el proyecto de la Autovía del Duero (A-11), planificado a mediados de la década de los 90 del siglo pasado para enlazar la frontera portuguesa de Zamora con Soria y dar continuidad a la vía que nace en Oporto.

Con todo, de los 387 kilómetros con los que está previsto que cuente esta autovía, únicamente están concluidos y operativos alrededor de un centenar.

En Castilla y León, también acumula un significativo retraso la planificada A-60, entre Valladolid y León, que solo se ha ejecutado aproximadamente al 50%.

En el caso de Teruel, donde hay un importante movimiento reivindicativo sobre su situación demográfica, consiguieron en su momento enlazar con Zaragoza por autovía, pero para llegar hasta Madrid sigue siendo obligado circular por carretera nacional.