Ourense

Restricciones en Ourense | La hostelería reabre recuperando solo parte de sus empleados

Ourense

Crónica

Restricciones en Ourense | La hostelería reabre recuperando solo parte de sus empleados

  Establecimientos como el Café Latino o la cafetería Acceso Centro ultiman los detalles para su reapertura dos meses después
El sector afronta con cierta preocupación el regreso, por los aforos y por la incógnita sobre la respuesta de los clientes

La ansiada reapertura de la hostelería arrancó hoy, con alegría y preocupación a partes iguales. El sector celebra la vuelta a la actividad en la ciudad, Barbadás, Pereiro de Aguiar, Xinzo y Ribadavia, pero las dudas continúan. Los límites de aforo y de horario y la respuesta de los clientes frenan la alegría, así como la recuperación del 100% de las plantillas. "No es factible sacar del ERTE a todo el personal, venimos después de un mes cerrados, o casi tres en el caso de O Couto, y es muy arriesgado, tenemos que ir viendo cómo evoluciona la situación", explica Álex Castro, portavoz de la Asociación de Hostalaría e Restauración Ourensá (Ahrou). 

Las primeras horas de la jornada transcurren con tranquilidad en los establecimientos hosteleros de los municipios, donde el consumo interior gana peso debido al temporal que azota la provincia.

La prudencia marca la vuelta en la mayoría de casos, y el sector no se olvida de que, pese a las limitaciones, "seguimos pagando el 100% de nuestros impuestos". "Como ata xaneiro temos a posibilidade do ERTE, neste mes imos ir vendo que días pode haber máis xente para ter a máis persoal. Ten que ser así", comparte Carlos Doval, dueño de A Palleira. En su caso, cuenta ya con numerosas reservas para estas semanas. "O teléfono non para de sonar, a verdade é que temos ganas de traballar moito este mes, que nos permitan reunións de non convivientes é unha alegría", remarca Doval, que abrirá durante el fin de semana. Castro también resalta la importancia de la apertura de la vida social: "Que puedan venir grupos de no convivientes es muy positivo para nosotros, muy importante". 

El presidente del Centro Comercial Aberto Ourense Norte y propietario del restaurante Casa Escola, José María González, ultimaba ayer todos los preparativos "tras dos meses cerrados" con la clara sensación de "estar empezando otra vez de cero". Aunque el escenario no es el ideal, ha recibido con cierto alivio que en Ourense se permita un aforo del 50% en los interiores.

"Se puede ir tirando, esperemos ir poco a poco hacia adelante", expone González, que recupera a los trabajadores que estaban en ERTE para una experiencia que prevé "complicada" por factores como el toque de queda a las 23,00 horas, lo que dificulta la hora de la cena.

González agradece el respaldo de la clientela durante estas semanas tan duras, al igual que lo hace Pepe Alonso, al frente de la cafetería Beker desde hace 30 años y que hoy abrirá tras tres meses con la persiana bajada. "Estoy jodido, sin un duro, pero hay que tirar pese a que la inseguridad sea total, hay que trabajar", relata el hostelero, señalando que "es el momento más duro porque ni siquiera es empezar de cero, porque no dependes ni de ti mismo ya que no se puede estar al 100%". 

Diego González, gerente del gastrobar Sanmiguel, vuelve emocionado y con "nuevas sorpresas". "Seguiremos con el envío a domicilio y la gente ya puede empezar a Ourense 3/12/20Preparativos para la próxima reapertura de la cafetería acceso centroFotos Martiño Pinalhacer los encargos de cenas y comidas de diciembre", explica el gerente. Con todo, en cuanto a las cenas de Navidad en el local se mantienen "expectantes, según como avancen las restricciones sanitarias". También regresa El Lío, en la plaza de Santa Eufemia. Diego Nóvoa, el responsable, explica que "abriremos desde las nueve de la mañana y hasta las once de la noche, desde desayunos ricos hasta las copas". La terraza, impedida por obras justo delante del local, la trasladarán de momento al otro lado de la acera. "Aunque pudimos abrir hasta noviembre, es verdad que un mes es mucho tiempo. Tenemos ganas de trabajar".

Plaza de Abastos

Los placeros celebran la apertura de la hostelería "por los efectos beneficiosos que tiene sobre las empresas auxiliares. Es un alivio para la economía de la ciudad y permitirá salvar a muchas empresas y autónomos". Desde la Plaza de Abastos recuerdan las dificultades desde el inicio de la pandemia del sector primario, "uno de los grandes perjudicados". Además, volverá la feria el próximo lunes, 7.

Publicadas ayudas de tres millones para la hostelería

El Diario Oficial de Galicia (DOG) confirma la línea de ayudas de tres millones de euros a la hostelería que ya había anunciado el gobierno autonómico en las anteriores semanas. La subvención cubrirá el 80% de la inversión a autónomos y pymes de menos de 50 trabajadores con proyectos con un gasto mínimo de 1.500 euros y máximo de 25.000. La Xunta ofrecerá una ayuda mínima de 1.200 euros y máxima de 20.000. 

Xinzo de Limia: "Preparamos todo para recibir aos clientes"

ma201203_59_resultado

La noticia de la reapertura de la hostelería cogió por sorpresa a los propios interesados en Xinzo, algunos de los cuales tuvieron que afanarse este jueves en una doble tarea: colocar la decoración navideña y acondicionar sus establecimientos para prestar servicio con normalidad después de casi cuatro semanas de cierre. Fue el caso de Sonia Trigo, del Bar Bandos de la villa limiana: "Abriremos dende as 07,30 horas, ata as 17,00 horas. Tivemos que adquirir mercancía para abastecer o almacén e empezamos a limpar e colocar o mobiliario", explicó la hostelera. "Do mesmo xeito, como xa se acerca o Nadal e estamos adheridas á campaña promovida polo concello, tamén tivemos que colocar os adornos. Todo para recibir aos nosos clientes e intentar traballar dentro desta nova normalidade", añadió la responsable del establecimiento. 

Durante este periodo, tanto Sonia como otros hosteleros de la localidad implementaron el servicio de "café para llevar", una modalidad que a algunos les permitió ir tirando. "É un servizo un pouco máis frío e non se pode atender como nos gustaría e correctamente aos clientes. A nivel económico cubrimos un pouco os gastos de alquiler e autónomos", precisó Sonia. En la villa limiana no todos abrirán sus puertas hoy, algunos restaurantes no levantarán la verja mientras no haya posibilidad de ofrecer cenas.

Ribadavia: "Van a ser unas Navidades tristes"

ma201203_68_resultado

"Van a ser unas Navidades tristes pero confiemos en una Semana Santa, una feria del vino y un verano mejores para poder recuperarnos", manifestaba Manuel Sotelo, uno de los hosteleros de Ribadavia que ayer ponía a punto su negocio para recibir hoy nuevamente a sus clientes. La limitación de apertura hasta las 17,00 horas no ha tenido buena acogida en la villa cabecera de O Ribeiro, que acaba de inaugurar su alumbrado navideño y en un momento en el que varios colectivos y vecinos se afanan en decorar los espacios públicos y edificios, colaborando con el concello. Por eso hay malestar entre los hosteleros que se quedan fuera del horario de iluminación de las calles, que siempre atrae público a realizar las compras, tomar algo e incluso cenar. "Dicen que es lo mejor porque ya tenemos 25 casos activos y hay que tener mucho cuidado, pero es duro abrir solamente hasta las cinco de la tarde y además con el cierre perimetral tampoco puede venir gente de fuera, pero lo primero es la salud y hay que tener paciencia", añade. 

Sotelo, no obstante, coincide con la opinión de la mayoría de los hosteleros, en que su gremio es de los más perjudicados, "y no es justo, porque aquí en Ribadavia no hubo ningún brote en la hostelería, todos surgieron en encuentros de familias".

Más en Ourense