INCENDIO - OURENSE

A Chavasqueira se rehabilitará lo más rápido posible y con el modelo actual

Concello y empresa, dispuestos a agilizar los trámites con la idea de recuperar el proyecto que funcionaba hasta ahora

Agentes de la Policía Científica, ayer en la inspección ocular (MIGUEL ÁNGEL).
Agentes de la Policía Científica, ayer en la inspección ocular (MIGUEL ÁNGEL).
A Chavasqueira se rehabilitará lo más rápido posible y con el modelo actual

Compromiso para rehabilitar el complejo termal de A Chavasqueira a imagen y semejanza del modelo actual, descartando la idea de crear un nuevo complejo. La concesionaria quiere hacerlo cuantos antes, para lo cual habrá de presentar un proyecto. Representantes del Concello de Ourense, con el alcalde Jesús Vázquez a la cabeza, se reunieron este jueves con el gerente de la empresa (Ibernisha), Pablo Villuendas, donde coincidieron en rehacer el proyecto original con la mayor celeridad.

En espera de los informes que aclaren el alcance concreto de los daños, las partes implicadas –el Concello, propietario de la instalación– y la empresa –concesionaria de la misma hasta 2029–tienen claro que ha de rehabilitarse. Tras el encuentro mantenido el día después de la desgracia que conmocionó a la sociedad ourensana, autoridades y gerencia tuvieron "plena sintonía" y acordaron agilizar lo máximo posible la obra. 

Los cimientos aparentemente se han salvado y las expectativas se fijan en un horizonte de seis meses para poder realizar las obras, siempre que no haya dificultades con los permisos, algo que tendrá que determinar la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS), ni con las modificaciones del Código Técnico de Edificación desde 2001. El permiso de obra tendrá que ser remitido tanto a la Hidrográfica como a Patrimonio, antes de tener luz verde. 


El papel de la Hidrográfica


"Imos facer todo o posible para que as licenzas de obra se concedan canto antes, polo Concello non vai quedar. Non queremos esperar anos para ver esa obra. Temos que falar coa Hidrográfica para saber cales son as condicións actuais", señaló el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez. Dejó claro el regidor que en todo caso, se acometerá una "rehabilitación", y que "non será algo novo" y que Ibernisha quiere empezar a poner las máquinas "canto antes".

Desde la empresa, el gerente, Pablo Villuendas, señaló que "ha sido el símbolo del termalismo  y no lo vamos a dejar así". Agradeció todas las muestras de cariño recibidas y avanzó que habrá noticias pronto, que será un proceso de "varios meses". En ese sentido, declinó hacer más declaraciones, alegando que era "momento de los políticos", y que esperarán a que el proyecto avance. 

Durante la reunión realizada este jueves entre Concello y empresa, quedó de manifiesto que la concesionaria habrá de presentar el proyecto de reconstrucción, como "responsable da obra" y que el gobierno local acelerará los permisos al máximo. La idea, clara, es la de rehabilitar el proyecto tal cual está. 


Los impulsores piden "réplica"


Esta es también el deseo del impulsor del mismo, el exalcalde Manuel Cabezas, que cree que habría de mantenerse el proyecto original. De la misma opinión es el arquitecto que diseñó la obra, Álvaro Varela, que visitó este jueves la "zona cero" tras un viaje exprés desde Madrid. 

Apuesta por hacer una "réplica" del complejo que supuso el impulso termal de la ciudad, si bien con adiciones "modernas". "Lo primero será evaluar los daños. Hay que detectar cuánto se ha estropeado en los circuitos, ya que el calor ha debido alterar las condiciones de las instalaciones. Y en base a eso habría que ver", afirmó el arquitecto.

Los plazos, una vez que se sorteen los trámites legales, no parecen muy largos. "Sería razonable tenerlo en seis meses. La estructura de madera se mecaniza en un taller y sería colocarlo. No sería una obra faraónica", sostiene Varela, que no duda en ofrecerse para llevar a cabo el diseño. En un análisis a primera vista, dice que es "recuperable", ya que la estructura de piedra parece intacta.

Entre orden de cosas, el presidente de la Federación de Hostelería, Ovidio Fernández Ojea, mostró la "preocupación" en el sector por este suceso, porque "isto non se recupera en dous días, e será unha merma para o turismo". 


La actuación, a la espera de los informes


Tras la polémica por los medios de los bomberos, que causó protestas sindicales y de grupos políticos, Jesús Vázquez explicó que esperará a lo que dictaminen los informes correspondientes. Recalcó que había 13 bomberos en el turno de noche para particiapr en la extinción, y se incorporaron otros tres para cualquier emergencia que pudiese surgir. OUeC había criticado que un camión motobomba no hubiese arrancado. "O Concello ten tres motobombas e substituíse por outra, para incendios forestais, e máis grande", recalcó. Sobre las quemaduras denunciadas por  bomberos, anunció que pedirá un informe y sobre una posible falta de seguridad en la instalación, dijo que "haberá que ver o informe", si bien desmintió que no hubiese vigilancia: "Había unha persoa dentro que intentou apagalo cos extintores e saltou a alarma na Policía Nacional".