Ourense

La ciudad prorroga dos años la concesión de limpieza y basura

Ourense

Ourense

La ciudad prorroga dos años la concesión de limpieza y basura

El gobierno local gana margen para preparar un contrato valorado en más de 10 millones de euros

Aunque la gestión está claramente condicionada por la crisis sanitaria del coronavirus, hay asuntos inaplazables en el Concello de Ourense que motivaron ayer una reunión urgente y extraordinaria de la junta de gobierno local, que decidió aprobar la prórroga por un máximo de dos años del contrato administrativo del servicio público de limpieza y recogida de basura, que presta la UTE Ecourense desde 2010 y que está valorado en más de 10,2 millones de euros anuales.

Contemplada en el pliego de condiciones que rige la concesión, esta ampliación del contrato solicitada por la empresa y aceptada por el Concello permite al gobierno municipal ganar margen para preparar la renovación de la concesión, una licitación que deberá contener el modelo de limpieza y recogida de basura de la próxima década en Ourense.

La decisión de prorrogar el contrato actual estaba ya en mente del gobierno local desde su toma de posesión, con el objetivo de elaborar unos pliegos acordes a los cambios que ha experimentado la urbe en los últimos años. El modelo de recogida de residuos, las actuaciones en el perímetro rural o las frecuencias de limpieza son algunos de los aspectos que más preocupan a la ciudadanía, algo que tiene encima de su mesa el concejal de Medio Ambiente y teniente de alcalde, Jorge Pumar, responsable de guiar la renovación de este servicio básico para la ciudad.

La ampliación del contrato aprobada ayer se suma a otras medidas adoptadas en el presente mandato, como el desbloqueo de la renovación del plan anual de limpieza, que entró en vigor el 1 de septiembre mejorando los operativos de la empresa y las funciones a realizar.

"É un asunto que non podía ser aprazado", explicaba ayer tras la junta de gobierno el portavoz de la misma, Miguel Caride.

Más tareas

La renovación de la concesión de la limpieza y recogida de basura está entre las más importantes que deben acometer PP y DO a lo largo de este mandato, con la tarea pendiente de poner en marcha el nuevo servicio de transporte urbano, el ciclo del agua y la regulación de aparcamiento y el servicio de grúa, sumando todas ellas un gasto por ejercicio que ronda los 25 millones de euros. 

Luz verde a pagos pendientes en la reunión celebrada

Además de abordar la prórroga del contrato de limpieza, el gobierno local también abordó el reconocimiento de la obligación de pagar 541,48 euros por una indemnización. Asimismo, se validó la cuenta justificativa de caja fija del área de Cultura, con facturas que ascienden a más de 5.600 euros.