Ourense

"Me cogió de vacaciones y a punto de jubilarme”

Ourense

DESDE LA VENTANA

"Me cogió de vacaciones y a punto de jubilarme”

Manuel Naranjo, "Lolo" para todos los que a lo largo de los últimos 40 años pasaron por el Pabellón, pasa su cuarentena con optimismo e intentando mantener sus rutinas.

A Manuel Naranjo Pérez, durante más de 40 años monitor de natación en el Pabellón de Deportes de Os Remedios, le ha cogido la crisis sanitaria del coronavirus a punto de jubilación y, como a la práctica totalidad de los ourensanos, le ha obligado a reorganizar su rutina diaria. "Cuando empezó esto estaba de vacaciones, porque como me jubilo en junio, después de 44 años, las cogí porque quería trabajar el último mes; ahora me están fastidiando".

Explica que intenta mantener su ritmo diario sin grandes variaciones: "Yo soy muy madrugador, antes salía a caminar por las mañanas, pero ahora no puedo, así que hago estiramientos y algo de gimnasia, me ducho, luego leo un poco, ahora estoy pintando, barro y colaboro lo que puedo en poner en orden la casa". Reconoce que, acostumbrado al trato diario con mucha gente y muy variada, eso es algo que "se echa un poquito de menos". 

Y apunta que "yo también soy donante de sangre y aproveché para ir a donar, y animo a todo el mundo que aproveche para hacerlo. Nosotros, donando, podemos salvar tres vidas".

En la casa comparten confinamiento hasta "siete personas, porque están mi madre; mi padre, que necesita cuidados; por las tardes mi sobrina, que hace gimnasia por el teléfono móvil, y está también el niño pequeño. Como somos de muchas edades distintas, no nos aburrimos", explica Manuel Naranjo Pérez "Lolo".