La gerencia aprovechará esta medida para realizar pequeñas reparaciones en las habitaciones

El Complexo Hospitalario cierra 97 camas por las vacaciones y una menor actividad quirúrgica

La menor incidencia de las enfermedades respiratorias en verano incide en el cierre de camas. (Foto: Miguel Ángel)
Verano y vacaciones, como dos caras de la misma moneda que repercute en la asistencia sanitaria pública, obligan a la gerencia del Complexo Hospitalario de Ourense a cerrar 97 camas durante los meses de julio, agosto y septiembre. La reducción de la plantilla y el descenso de la actividad quirúrgica justifican, a juicio de la consellería, esta medida, calificada de ‘excesiva’ por algún representante de los trabajadores. Este año, no cerrarán camas en los centros asistenciales de O Barco y Verín.
El Complexo Hospitalario de Ourense cierra camas en verano aprovechando la llegada de las vacaciones del personal sanitario. Este año estarán inoperativas 97 entre los meses de julio y septiembre. Según confirmaron fuentes de la Consellería de Sanidade, los hospitales del CHOU son los únicos afectados por esta medida dentro del sistema público de la provincia, ya que ni en O Barco ni en Verín se cerrarán este año, contrariamente a lo que sucedió en ese último centro el pasado ejercicio. En total, resta un 11,7% a la capacidad disponible.

El cierre de las 96 camas deriva, según explican fuentes cercanas a la gerencia, del descenso de la actividad quirúrgica y la menor incidencia de enfermedades respiratorias y cardiovasculares que dan una tregua a la actividad hospitalaria que normalmente hace necesarios los ingresos.

Esta circunstancia es aprovechada por los servicios de mantenimiento para efectuar pequeñas obras en las instalaciones (reposición de material, pintura, adecentamiento de espacios).

Listas de espera

Pese a que fuentes allegadas a la gerencia justifican esta medida como una iniciativa generalizada e histórica, hay quienes ven una ocasión de aumentar las listas de espera en la actividad quirúrgica no urgente. No obstante, según añaden, hay pacientes que expresan su deseo de no someterse a intervenciones quirúrgicas durante los meses de verano.

La medida no tendrá efectividad en los hospitales de O Barco y Verín porque al ser centros sanitarios más pequeños ‘resulta más fácil compaginar el cuadro de vacaciones del personal’, apuntan desde Sanidade. Asimismo, confirman que esta incidencia no repercutirá en la asistencia sanitaria urgente ni en la derivación a otros hospitales.

Los representantes de los tra bajadores centran sus críticas en los aspectos cuantitativos, porque, aunque entienden que en verano las vacaciones obligan al cierre, no están conforme con el número. ‘Nalgún caso pode estar xustificado porque, por exemplo, na área quirúrxica hai menos actividade, pero en servicios como Medicina Interna no verán están o 100% porque aumentan os desplazados de outros lugares que veñen a Ourense a pasar as vacacións’, explica el portavoz de la CIG en el CHOU, Arturo Baliño.


Te puede interesar