Ourense

La factura del temporal en las termas supera los 50.000 euros

Ourense

TERMALISMO EN OURENSE

La factura del temporal en las termas supera los 50.000 euros

El Concello desconoce todavía la magnitud de los daños en Oira y prepara ya las reparaciones

Casi un mes después de que las borrascas Elsa y Fabien arrasasen los recursos termales junto al río Miño, el Concello de Ourense tiene ya sobre la mesa la primera estimación del coste económico que supondrá recuperar la oferta de servicios para vecinos y turistas, ahora mismo en mínimos.

La primera factura supondrá una inversión de entre 50.000 y 55.000 euros, explicaron este jueves los portavoces de DO y PP, Miguel Caride y Flora Moure, confiando en que las actuaciones necesarias para poner a punto las instalaciones "se aborden de forma rápida, para que así en breve poida estar todo aberto", explicó Caride, recordando que "o maior custe é o social".

En lo que respecta a las instalaciones termales, la valoración inicial de los daños asciende a 10.000 euros, pendientes de evaluar el Muíño da Veiga, aún cubierto por el agua y donde la caseta destinada a vestuarios quedó desplazada, sin que se sepa si se podrá reinstalar. Los daños en A Chavasqueira, O Tinteiro, Outariz y Burga de Canedo obligarán a la limpieza y desinfección de los depósitos de agua termal, a recolocar barandillas y paneles informativos o a retirar restos vegetales.

Más allá de las áreas termales, también ha habido problemas con el alumbrado o los accesos, dependientes de la concejalía de Infraestructuras. El edil Miguel Caride cifró entre 10.000 y 14.000 euros los daños, a los que hay que sumar los 30.000 euros de las torres LED instaladas en A Chavasqueira con el proyecto del ecobarrio.

El concejal anunció que han pedido ayuda a la Xunta y que cuentan con el apoyo de la Diputación y de un taller de empleo para recuperar la zona. "Queremos normalizar todo canto antes", dijo Moure. 


"El objetivo es mejorar lo que tenemos y, después, un gran balneario"


Con buena parte de los recursos turísticos inutilizados, el claro objetivo que se marca el gobierno local de Ourense en materia de termalismo para el presente mandato pasa por recuperar y poner en valor los servicios ya existentes hasta la fecha, con la ilusión de poner la guinda con la construcción del gran hotel balneario en la ciudad, un proyecto que sobrevuela por los despachos de la casa consistorial desde hace lustros sin que pase del papel.

"El objetivo es mejorar lo que ya tenemos, tanto junto al Miño como en As Burgas. Estos años nos han demostrado que tienen éxito", explicó la concejala de Turismo e Termalismo, Flora Moure, añadiendo que a continuación será el momento de que fructifique la idea del gran hotel balneario.

"Estamos estudiando la posibilidad de este balneario, que sería la culminación", señaló la popular.

Sobre el complejo de gestión privada en A Chavasqueira, calcinado en abril por un incendio, Moure señaló que el proyecto de reconstrucción de las termas está ya en las dependencias de la Concejalía de Urbanismo, a la espera de remitir la documentación requerida por la Confederación Hidrográfica Miño-Sil para dar la luz verde a la actuación.