Ourense

Los concellos del área metropolitana, a favor de aceptar el bus urbano

Ourense

TRANSPORTE PÚBLICO

Los concellos del área metropolitana, a favor de aceptar el bus urbano

La reorganización del transporte público que prepara la Xunta abre la puerta a esta posibilidad, demandada por los concellos limítrofes a la ciudad

La decisión de la mayor parte de las concesionarias que prestan los servicios regulares interurbanos en la provincia de Ourense de dejar de prestar el servicio, como muy tarde el próximo 1 de agosto, ha obligado a la Xunta a trazar una hoja de ruta para garantizar el transporte público a los usuarios, especialmente a aquellos que viven en el rural.

Paralelamente, ha condicionado la puesta en marcha del Plan de Transporte Metropolitano en Ourense, Amoeiro, Barbadás, Coles, Pereiro, Punxín, San Cibrao y Toén, concellos que suscribieron un convenio en el primer semestre del pasado año para reducir las tarifas, pero que no ha llegado a ponerse en marcha por la negativa de las empresas a adaptar sus canceladoras con un sistema electrónico común, algo que será ya imposible.

Por todo esto, la Xunta trabaja -ya ha tenido una reunión con los ocho concellos- en una reorganización del transporte público que permita impulsar también la red metropolitana, que daría servicio a unas 136.000 personas.

La novedad es la introducción de la posibilidad de que los servicios se presten mediante la ampliación de las líneas del autobús urbano del Concello de Ourense, algo imposible hasta el momento, pero que los ayuntamientos de la comarca ven como una "oportunidad ideal" para cohesionar el área, adaptando las frecuencias a las necesidades de sus vecinos y evitando tener que actuar en las cuestiones relativas a la penetración de los autocares interurbanos y la ubicación de intercambiadores.

Es la opinión, por ejemplo, del alcalde de Amoeiro, Rafael Rodríguez Villarino, que considera que sería el instrumento perfecto para "facer un área metropolitana real", entendiendo "que ninguén pode estar en desacordo". Villarino entiende que la renuncia de las concesionarias "fai desaparecer todas as trabas que había", por lo que habla de una "ocasión única".

Desde San Cibrao, su máximo responsable, Pedro Fernández coincide en que "lo veríamos genial", porque el servicio que "temos actualmente non é o ideal".

El teniente de alcalde de Toén, Ricardo González, considera "clave" que salga un buen acuerdo "si queremos desarrollar el rural".

Similar planteamiento exponen desde el Concello de Barbadás. El número dos del gobierno, Xosé Manoel Fírvida, indica que "estamos ante unha gran oportunidade de mellorar a vida dos nosos veciños", recordando que actualmente el Concello asume el coste del traslado entre A Valenzá y la ciudad, "pero que empeza a ser inasumible, polo que agardamos chegar a un acordo canto antes, xa que tamén se beneficiarán nas parroquias do rural, agora con problemas".

La ciudad, “sin inconvinte"

Sobre esta cuestión, se pronunció también el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, que reconoce que la alternativa "está contemplada e que non hai pechada ningunha vía". En este sentido, cobra especial importancia el concurso que se convocará en las próximas semanas para renovar la concesión del transporte público. Los pliegos de condiciones, pendientes de la revisión en Contratación, ya recogen una extensión del número de kilómetros que podrán recorrer los autobuses, "por lo que non sería un inconvinte", aseguró Vázquez.