Ourense

Seis concellos computan más residentes fuera que en casa

Ourense

El censo del exterior supera al de habitantes en Arnoia, Avión, Bande, Gomesende, Quintela y Verea

Seis concellos computan más residentes fuera que en casa

Los datos sobre el aumento del peso de la emigración en Terras de Celanova en el cómputo de habitantes sorprendía hasta al propio regidor de la capitalidad, José Luis Ferro. Tres municipios de la comarca: Gomesende, Quintea y Verea, junto a Bande, Avión y Arnoia tienen más 'vecinos' en el exterior que en sus propios municipios.
'Los emigrantes son una preocupación para cualquier alcalde. Mejor es que estuvieran aquí, porque eso significaría que habría más trabajo, más servicios y más recursos', comenta el alcalde de Quintela y presidente de la Mancomunidad Terra de Celanova, José Antonio Pérez. Otros, como reconocían los regidores de Verea o Gomesende, matizan que muchas de esas personas que engordan el censo son hijos o nietos que, en su día, pidieron la nacionalidad, pero que poca o nula es su relación y conocimientos sobre los concellos.

La situación poblacional de la comarca es preocupante, como lo es también en la vecina Baixa Limia. La capitalidad, Bande, lleva años con más vecinos fuera que dentro del municipio. 'El contacto que tenemos con la colectividad es activa porque la gente viene asiduamente', destaca el alcalde, José Antonio Armada, que reconoce que la crisis ha hecho disminuir el número de emigrantes que retornan periódicamente. 'Este verano tendremos entre 500 y 800 vecinos', calcula. El papel de este colectivo siempre ha sido muy importante para Armada, hasta el punto de contar con un concejal en la emigración. 'En la actualidad ese edil no pertenece al grupo de gobierno. Es evidente que el vinculo con la emigración es muy fuerte y en la lista electoral habrá gente que ha estado en la emigración, pero no llegaremos al extremo actual', asegura.

En Avión, con una fuerte colonia en México, 'cada vecino es un representante aquí y allá', enfatiza Camilo Fariñas. El trato familiar, con casi un emigrante en cada casa, hace que vecinos y Concello sientan como propios los problemas y alegrías del otro lado del charco. 'Hay veces que logramos solucionarles las cosas, como el derecho a la asistencia sanitaria. Otros, como la homologación del permiso de conducir para los mexicanos, es más difícil', matiza Camilo Fariñas.

Más en Ourense