Ourense

Consejos populares para los enfermos

Ourense

GRIPE ESPAÑOLA

Consejos populares para los enfermos

Para la asistencia al enfermo quedará el número de personas reducido al mínimo. Las demás de la familia se aislarán

Si ocurriese un caso de gripe en la familia, debe ésta llamar inmediatamente al médico, administrar al enfermo un purgante salino y pintar todo el pecho con tintura de yodo. Para la asistencia al enfermo quedará el número de personas reducido al mínimo. Las demás de la familia se aislarán, exagerando todo lo preceptuado en los consejos para individuos sanos. El jefe de la familia prohibirá la entrada en el domicilio de personas extrañas. 

La ropa del enfermo y la que use, sin ser sacudidas, se empaparán en agua hirviendo o, mejor aún, en una disolución desplufectante antes de ser conducidas al lavadero. Los recipientes destinados a recoger los esgarros, sangre, saliva, excrementos, etc.  deben meterse en agua o una solución antiséptica. Lo recogido será arrojado a una corriente abundante de agua o al retrete, en el que se echará una solución de sulfato de cobre, lechada de cal o polvos de gas. 

Si se echasen en la cuadra, ésta debe cubrirse con grandes capas de cal viva, alternando con esquilmo. Al terminar la enfermedad, la casa  debe ser fregada sin previo barrido en seco, en el piso y maderas, caleada en sus techos y paredes. Los objetos empleados en la desinfección, como son de poco valor, deben ser destruidos por el fuego.

Un médico, 1918 

1. Aseo personal con preferencia de boca y nariz con una solución al fenosalol al 5 por ciento, y permanecer el menor tiempo posible en lugares cerrados.

2. Usar aceite mentolado al dos por ciento en las fosas nasales para evitar el contagio.

3. Desde el momento en que se sientan escalofríos, picazón de garganta, dolores de cabeza o cuerpo, se debe guardar cama procurando sudar con infusiones  calientes.

4. Dieta absoluta en las primeras 48 horas, y después leches o caldos vegetales sin sal.

5. En caso de fiebre alta, una papeleta de aspirina de medio gramo, tomando a continuación una infusión de café caliente. 

6. En caso de dolores de costado, pecho o espalda, dar aplicaciones de agua caliente, cataplasmas sinapizadas o sinapismos en el sitio del dolor.

7. Pasada la enfermedad, evítense los enfriamientos, indigestiones y humedades.

8. Todo enfermo que haya padecido gripe debe guardar, por lo menos, diez días de convalecencia.

9. Las complicaciones de la enfermedad deben ser tratadas siempre por el médico.

10. Deben desinfectarse las ropas, retretes y habitaciones de los enfermos con una solución de crolina al 5 por ciento. 

1918