Ourense

Los contratos "a dedo" de la era Jácome alcanzan cifra récord

Ourense

Los contratos "a dedo" de la era Jácome alcanzan cifra récord

Gonzalo Pérez Jácome, en una rueda de prensa (JOSÉ PAZ).
photo_camera Gonzalo Pérez Jácome, en una rueda de prensa (JOSÉ PAZ).
Más de 1,3 millones en el último trimestre, tras quedarse en minoría al frente del gobierno local

El gobierno de Gonzalo Pérez Jácome batió récords en los contratos adjudicados "a dedo" durante los tres primeros meses en solitario al frente de la gestión municipal. Así lo reflejan los datos del cuarto trimestre de 2020, que el Concello publica ya que la Ley de Contratación Pública así lo requiere. El gobierno a tres de la ciudad destinó 1,31 millones de euros a  contratos menores –aquellos adjudicados sin sacar a concurso, con un límite de 15.000 euros para servicios y 40.000 euros para obras–.

Es una cifra notablemente superior a la que invirtió en este apartado en el último trimestre de 2019, cuando sumaban un total de 1,17 millones. Es la cantidad más alta de todos los trimestres, tanto en 2019 como en 2020. Desde que los críticos de DO y el PP abandonaron el barco, crecen los contratos adjudicados a dedo. Por ejemplo, en el trimestre anterior, todavía sin crisis de gobierno, sumaban 972.000 euros los contratos menores.

El doble de adjudicaciones

En total, solo entre octubre y diciembre se adjudicaron por esta vía hasta 1.171 contratos, casi el doble que en los dos trimestres anteriores, cuando fueron 638 y 515. También fue muy superior a los 900 contratos a dedo adjudicados en el mismo periodo del año anterior.

Por áreas específicas, es especialmente alto el volumen de gasto en contratos menores en obras de Perímetro Rural (250.000 euros), Educación (196.00 euros), Fomento del Empleo (151.000 euros), Infraestructuras (130.00) o el área de Cultura, que asumió personalmente Jácome, con 105.000 euros.

 También destacan Medio Ambiente, a la que destinaron 80.000 euros o bienestar social, con un total de 81.000.

En el apartado de gastos curiosos que permite conocer este ejercicio de transparencia que obliga la ley destaca el gusto del regidor por las tarjetas de visita. En noviembre, se gastó 75 euros en un lote de tarjetas de visita "para el señor alcalde" y otros 147,55 euros para otras 400 tarjetas de visita sin destinatario concreto.

Otros detalles curiosos en gastos de protocolo son el gasto en las comidas de los recesos de los plenos, que arrojan una factura de 720 euros. También destaca el gasto en el streaming de un mes de plenos en 1.500 euros. 

Otras de las facturas llamativas es relativo a un servicio del que el alcalde hizo gala, es el relativo a los servicios de taxi, a los que Jácome ha parecido perderle el gusto, a tenor de lo publicado. Si en el tercer trimestre de 2020  sumaban 2.219 euros en gasto en este apartado, ahora se redujo la cifra a apenas 16,27 euros.

También destacan gastos como los de los técnicos para los espectáculos del Auditorio, por los que tanto ha preguntado la oposición,  o los 2.500 euros al mes en la vigilancia a las puertas del Concello.