Ourense

La crecida del Miño vuelve a anegar las áreas termales de Ourense

Ourense

Tiempo

La crecida del Miño vuelve a anegar las áreas termales de Ourense

photo_camera La crecida del Miño ha anegado estos últimos días algunos de los espacios termales de Ourense. Las instalaciones del Muiño da Veiga es una de las zonas afectadas por el aumento del caudal del río.
Las lluvias de los últimos días "borran" las pozas, este año cerradas al público por la pandemia

Un año más, las áreas termales situadas en las orillas del Miño vuelven a anegarse por la crecida del río. Según los datos que maneja la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, durante la tarde de ayer el nivel del Miño creció por encima de los 3,3 metros, un nivel inferior al registrado la pasada semana pero que provocó que las pozas y charcas quedasen totalmente inundadas.

A diferencia de otros años, sin embargo, las restricciones sanitarias provocadas por la pandemia del coronavirus mantenían inutilizadas las termas públicas –aunque algunos vecinos no respetaban la norma y se saltaban la prohibición–, lo que no impedirá que en los próximos días, cuando baje el nivel del Miño, sea necesario evaluar el estado de las áreas de Muíño da Veiga, A Chasvasqueira y Outariz para proceder a los arreglos necesarios. Cada año, Concello y Diputación destinan partidas al mantenimiento de las riberas del río Miño.

La oferta termal de la ciudad se reduce, por tanto, a las instalaciones privadas de Outariz, dado que en el casco urbano la piscina de As Burgas permanece vacía y sin posibilidad de uso al no poder ofrecer todas las garantías sanitarias a los usuarios.