Ourense

“La crisis nos pilla en medio de instalaciones"

Ourense

En Guardia: empresas de ascensores

“La crisis nos pilla en medio de instalaciones"

Los empleados de Ourenlift desinfectan los ascensores para garantizar la seguridad en las tareas de mantenimiento.
photo_cameraLos empleados de Ourenlift desinfectan los ascensores para garantizar la seguridad en las tareas de mantenimiento.

Entre las sombras, sin dar la cara directamente al público, los ascensoristas siguen trabajando durante la crisis del coronavirus para garantizar el buen funcionamiento de los ascensores. Actualmente completan instalaciones ya solicitadas, para finalizar las obras y proteger a los vecinos del riesgo de dejar una construcción a medias. “Estamos atendiendo obras precontratadas que esperaron a que saliesen las subvenciones de instalación a principios de año y las licencias para comenzar a obrar, por lo que esto nos pilla en medio de muchas colocaciones”, explica José Manuel Martínez, de la empresa ourensana de ascensores Ourenlift.

Esta vertiente de trabajo es la que se mantiene más en pausa ante esta crisis sanitaria. “Tomamos unas medidas de seguridad más drásticas, por lo que el trabajo en obras es menor”, apunta Martínez. Por otro lado, Ourenlift mantiene a pleno rendimiento el mantenimiento de todos sus ascensores, que deben cumplir con las revisiones mensuales, y el servicio de asistencia. “Si alguien se queda encerrado, tenemos que ir. Si hay que pasar una revisión obligatoria, tenemos que hacerlo”, apunta. Ante este deber, tienen que “seguir trabajando”. La actividad que han cesado es los presupuestos de obras nuevas y de las reuniones con clientes.

La plantilla de mantenimiento se ha “reforzado” cambiando a algunos empleados de lugar, para desahogar su carga de trabajo y que desenvuelvan con total seguridad cada asistencia. “El ascensor con esto se usan menos, pero siguen empleándose. Es un aparato que toca mucha gente, hay que extremar las precauciones y tenemos que mantener el servicio”, afirma. Estos trabajos que desempeñan implican adentrarse también en la cabina, el espacio “más delicado” porque es el punto de contacto de todos. “Emplean guantes, mascarillas, cuentan con los equipos de protección individual adaptados y gel hidroalcoholico”, cuenta Martínez.

"El ascensor ahora se usa menos, pero sigue empleándose. hay que extremar las precauciones y mantener el servicio"

 

En las obras que mantienen activas disponen de grupos de trabajo “más reducidos”, especialmente con dos personas. Las que requieren de cuatro o más las limitan para “minimizar los riesgos”.  Para cumplir con todas las medidas de seguridad enseñaron a los empleados cómo deben utilizar todos los medios de protección disponibles, por ejemplo sobre el modo de quitarse los guantes o las mascarillas. El uso del agua y jabón, indispensable antes de la crisis, ahora es más esencial: “Procuramos que se laven las manos antes de entrar y al salir, lo mismo con los vehículos” señala Martínez. La seguridad es primordial para encarar el trabajo durante este periodo de confinamiento de la ciudadanía: “Intentamos desempeñar el mismo servicio con más seguridad e insistimos en mantener la protección”, comenta.

La plantilla continúa siendo la misma en un “compromiso” de Ourenlift de mantener a todos sus trabajadores. “La plantilla es la misma, solo reducimos la carga de trabajo. No es momento para dejarlos tirados”, indica. La perspectiva actual permitirá seguir así dos meses, “no más”, para volver a la normalidad. “Si algún trabajador en este tiempo tiene que parar por algo, nos adaptaremos y mantendremos su puesto”, explica.