Ourense

Una cubierta acristalada marcará la intermodalidad de la estación AVE

Ourense

LLEGADA DEL AVE

Una cubierta acristalada marcará la intermodalidad de la estación AVE

Adif ultima el proyecto, que incluye la ampliación del apeadero del Empalme para facilitar el acceso a la terminal de autobuses / Más información en GOU.ES

La estación intermodal de Ourense para la alta velocidad la formarán el actual Empalme, previsiblemente ampliado, modernizado y mejorado, y una cercana terminal de autobuses cuya ubicación exacta se conocerá en abril pero que, en todo caso, se construirá al lado del centro de salud de A Ponte. La intermodalidad llegará de la mano de una ampliación de los apeaderos actuales, hasta el punto de que las dos vías más cercanas a l a estación desaparecerán para ampliar el espacio peatonal y mejorar así la conexión entre la infraestructura del tren y la terminal de autobuses. Pero, sobre todo, la mayor novedad será la instalación de una cubierta acristalada, muy amplia, que uniría -al menos esa es la previsión de los técnicos de Adif- las dos estaciones y protegerá a los viajeros que transiten de una a otra.

Junto a ello, se contaría ya con un aparcamiento en superficie pero se avanza también en el estudio de otro subterráneo, para cubrir todas las posibles necesidades de estacionamiento.

Todos estos detalles y algunos más fueron planteados y valorados por los técnicos del Administrador de infraestructuras ferroviarias en sus recientes visitas a la ciudad para avanzar en el proyecto de intermodalidad y en la entrada del AVE a la ciudad, plan que presentarán en abril, según confirmó días pasados el alcalde, Jesús Vázquez.

Estas serían las líneas generales de la intervención de Fomento en la estación intermodal, después de que se rechazase el proyecto propuesto por Foster and Partner-Goc, que había ganado en 2011 el concurso público convocado por el ministerio.

Pero la intención de los técnicos de Adif mantiene la gran explanada y plaza pública que iría sobre la playa de vías desde el puente de la avenida de Santiago hasta las inmediaciones de la estación, y que también incluía el proyecto de Foster. De esta forma, se pretende cubrir las vías y, además, salvar la división actual existente entre los barrios de A Ponte y O Vinteún. En esta zona se incluiría también una alameda, un espacio ajardinado en el entorno de las antiguas naves de Tabarés.

El tercer punto a tener en cuenta es Peliquín, donde la vía atravesará el núcleo. Según las previsiones de Adif, desaparecerán los pasos a nivel y la línea AVE irá encajonada en este tramo entre dos altos muros de hormigón. Por ello, se prevé un paso inferior a unos 200 metros del núcleo pero desde el Concello se ha pedido otro bajo el mismo punto del paso a nivel actual. Dos casas quedarían muy cerca del muro, por lo que se ha sugerido la expropiación, si los propietarios están dispuestos a asumirla. De otro modo, quedarían en esa ubicación.