Ourense

Los datos avalan a la provincia como laboratorio contra la despoblación

Ourense

DEMOGRAFÍA

Los datos avalan a la provincia como laboratorio contra la despoblación

Ourense lidera una "segunda transición demográfica" con menos casados, más divorcios, menos hijos y más gente mayor 

Parece que hay consenso. La grave crisis demográfica que vive Galicia, acentuada en la provincia de Ourense no tiene soluciones fáciles pero, al menos, las fuerzas políticas, tanto a derecha e izquierda, han alzado la voz para batallar por no darle la puntilla. La primera partida se juega en Bruselas con los presupuestos de la Unión Europea, que se aprobarán este año y que parecen no priorizar la lucha contra la despoblación.

Para el eurodiputado del PP Francisco Millán Mon, hay "falta de ambición" en la UE para afrontar este problema, mientras que desde el PSOE, José Blanco señalaba esta semana que había que "dar la batalla" para que el tema demográfico gane peso. Y Ourense tiene mucho que decir, ya que representa paso a paso lo que será España en el horizonte de 2050. Encabeza lo que expertos como María Xosé Rodríguez Galdo, del Observatorio Galego de Dinamización Demográfica, llaman "segunda transición demográfica".

El crecimiento de parejas sin hijos, la proliferación de hogares unipersonales, elevada edad media, retraso a la hora de ser padres... son algunos de los síntomas de hacia dónde se dirige la provincia, de la mano de otras como Zamora, Soria o Teruel, aunque con unas tendencias mucho más avanzadas, comparada con estas dos últimas.


Cambio de escenario


La denominada "primera transición demográfica" está considerada por las expertos como la que se vivió al pasar de un escenario con altos índices de mortalidad y natalidad, a otro donde ambos índices se rebajaban considerablemente. Pero ahora, provincias como Ourense han de hacer frente a esta "segunda transición", donde se mantiene la baja mortalidad pero baja la fecundidad y el elemento de la emigración gana mucho peso.

Uno de los puntos es el incremento de la edad media de matrimonio. A nivel español se ha pasado de los 25,8 años de 1976 a los 36,1 años a principios de 2017. El avance en Ourense va en esa línea. De los 25,6 años del primer año tras el franquismo se ha pasado a los 35,1 de 2017.

En este apartado, cobra ventaja sobre tres de las provincias con las que rivaliza en el tema de la despoblación: Soria (37), Teruel (35,3) y Zamora (35,5). Pero Ourense tiene un problema mucho mayor: la tasa de matrimonios de Ourense es la segunda más baja de toda España, lo que supone una importante piedra en el camino a la hora de favorecer los nacimientos.

El peso del envejecimiento pasa factura. Solo en Zamora se casa menos gente que en Ourense. Si la media nacional está en 7,45 contrayentes por cada 1.000 habitantes, esa cifra se desploma en Ourense a 5,33 y todavía más en Zamora, con 4,99.


Más divorciados


La puntilla para Ourense se da con los divorcios, otras de las características de esta "segunda transición demográfica". La tasa de personas divorciadas supera la media española (4,17 por 1.000 habitantes), y se sitúa en 4,20, muy por encima de Teruel, Soria o Zamora, con menos de 3 por cada 1.000 habitantes.

Otro de los aspectos importantes que explica el problema demográfico ourensano es la baja fecundidad y el postergamiento a la hora de tener hijos.

El panorama de la fecundidad ha cambiado drásticamente en los últimos 40 años. Se ha pasado de 45 a 30 nacimientos por cada millar de mujeres, desde 1976 a 2017. Y esto gracias a una ligera recuperación durante en el último lustro, un pequeño halo de esperanza. Con 28, solo Zamora (además de las provincias canarias) sale peor parada.

El problema se agrava y coloca a Zamora y Ourense en esta segunda transición demográfica con el número de hijos por mujer. En Zamora solo 0,98 y en Ourense 1,03, ambas las más bajas de toda España. Y con Soria y Teruel claramente por encima, 1,24 y 1,39, por encima incluso de la media española (1,33) en esta última provincia.


Los de mayor edad


La cresta de la ola, que la experta Rodríguez Galdo señala como "principal índice", es la elevada edad media de la población. Si en España está en 42,96, Ourense tiene la más alta de todo el país, con 50,27, seguida de cerca por Zamora, con 50,1 por Zamora.

Todo esto, unido a la emigración histórica, configura un panorama que clama a gritos por una solución para este drama. 

Más en Ourense