Ourense

Las defensas de los narcos: "Hay atestados policiales falsos"

Ourense

TRIBUNALES

Las defensas de los narcos: "Hay atestados policiales falsos"

Los seis acusados en la última sesión oral, ayer en la Audiencia Provincial.
photo_camera Los seis acusados en la última sesión oral, ayer en la Audiencia Provincial.

Cuestionan al ex jefe de drogas mensajes con su confidente y solicitar "tarde" perros en un registro 

El caso Samprimitivo de tráfico de drogas, en el que uno de los seis acusados está implicado en la Zamburiña–por la que serán juzgados cuatro policías y nueve narcos por presunta connivencia–, quedó ayer visto para sentencia después de que la fiscal modificase sus conclusiones para pedir la reducción de condena a Josué Y. C–uno de los supuestos proveedores de droga y el único que reconoció su participación–y otra rebaja, aunque de carácter subsidiario (es decir, propuesta solo en el caso de que el juez no contemple la primera petición de Fiscalía) para José Ramón P. C, el ourensano que conducía un Renault Laguna con 400 gramos de cocaína cuando la policía le interceptó, aunque negó que supiera de la existencia de la droga. Para el primero se aplica la atenuante de drogadicción y la petición pasa de 4 a 2 años de prisión; para el segundo propone la posible rebaja en un año (al inicio se pedían tres).

Fiscalía mantiene las peticiones previas para el resto de acusados y las demandas de 87.000 euros de multa para cada uno de ellos. Para Diego L.L, Gonzalo V. B y José V.V (el confidente señalado repetidamente en la Zamburiña) pide una pena de cuatro años de prisión. Los letrados de los tres implicados pidieron la libre absolución. En el caso de José V.V, su abogado mantuvo el relato de que el delito fue provocado por el ex jefe de estupefacientes y el grupo de funcionarios implicados en la Zamburiña, punto que ya cuestionó Asuntos Internos y que Antonio R.F, el ex jefe de la unidad, trató de negar ayer durante su declaración como testigo. Atribuyó mensajes con su confidente en los que confirmaba la operación a una "intención" de que "no cambiase sus movimientos" porque "tenía un objetivo mayor", otro supuesto narco. También aportó un fax con la solicitud de la unidad canina en un registro, aunque Asuntos Internos destaca que no llegó a usarlos porque ya sabía donde estaba la droga. La letrada de Ismael N.S, para el que se pide la condena más dura, 6 años, va más allá: "La solicitud se hizo a las 19,20 horas pero la inspección ocular se firma a las 19,00 horas. ¿Qué sentido tenía?".

Sobre las conversaciones previas a la operación en Mos entre Josito y Antonio R.F, donde le confirma la actuación, el letrado del primero apuntó: "Prueban la relación entre José V.V y Antonio R.F, el ex jefe antidrogas. Los atestados no son reales y nos vamos a encontrar con un gran problema. Ya lo dijo el fiscal jefe, que habrá que revisar casos juzgados en esta Sala si se ha actuado bajo los dictados del ex jefe de drogas y demás policías". El abogado de Diego L.L mantuvo la postura de que la operación fue provocada.

La letrada de Ismael N.S pidió la absolución de su patrocinado alegando que "no existe ninguna prueba de cargo contra él" y que fue "una operación orquestada para cargárselo, porque tenía antecedentes y se le quiso implicar con un falso atestado" del ex jefe de drogas en el que atribuía la incautación a su defendido, con la ayuda de los acusados José Ramón y Josito. "Está claro que estas dos personas reciben beneficio porque se les ha rebajado la condena", destacó.

Diego L.L fue el único de los acusados que quiso declarar en esta última sesión, asegurando que "no tiene nada que ver con los hechos", pareciéndole "exagerada" la pena que se le pide y que "solo se fue a tomar algo con sus amigos".

Con todo, la fiscal reflejó en la última sesión oral celebrada ayer en la Audiencia Provincial, que los hechos por los que estas seis personas se sentaron en el banquillo quedan "demostrados". 

Más en Ourense