Ourense

Rompe el cristal de una pizzería y roba 350 euros, en Ourense

Ourense

SUCESOS

Rompe el cristal de una pizzería y roba 350 euros, en Ourense

Coche de la Policía Nacional en Ourense (XESÚS FARIÑAS).
photo_cameraCoche de la Policía Nacional en Ourense (XESÚS FARIÑAS).
La Policía Nacional lo detuvo tras asaltar otros dos negocios en la ciudad

Un barcelonés, de  37 años,  fue detenido por la Policía Nacional como presunto autor de dos delitos de robo con fuerza y un hurto en los últimos dos meses en negocios del casco urbano de la ciudad. 

El primero de los asaltos lo perpetró en la madrugada del día 23 de noviembre, en una pizzería de la avenida de Santiago de Ourense, a la que accedió fracturando el cristal que hace de fachada del negocio con una piedra de grandes dimensiones. Una vez en el interior, según dio a conocer la comisaría, se apoderó de 350 euros en la caja registradora.

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV)  comenzaron entonces a seguir los pasos del detenido después de inspeccionar el establecimiento y cámaras de seguridad.

El pasado día 3 de enero, según la comisaría, ejecutó un nuevo robo, en este caso, en una tienda de ropa ubicada en el casco antiguo. Para acceder al interior forzó con un hierro la persiana y se adueñó de 100 euros que el propietario del local había dejado como cambio en la caja registradora.

El último de los robos lo ejecutó en la mañana del pasado día 14, en un bar en el centro del casco urbano ourensano mientras el dueño se encontraba inspeccionando la bodega con el objetivo de hacer un recuento de la mercancía de que disponía antes de abrir las puertas al público.

El hostelero no se percató de la entrada del presunto delincuente, pero un repartidor lo avisó de que había un hombre en el interior del establecimiento, posiblemente con la intención de robar.

El dueño del bar dejó todo lo que estaba haciendo y corrió hacia la caja registradora, pero cuando llegó ya no encontró a nadie en el interior del negocio, comprobando que le habían sustraído el teléfono móvil, que fue valorado en 900 euros.

Los agentes de la UDEV recabaron datos sobre sus rasgos físicos y, tras establecer un dispositivo de vigilancia, detuvieron el día 20 al vecino de Barcelona, un conocido delincuente que ya suma otras 12 detenciones anteriores, en su mayoría por robos con fuerza en negocios.