Ourense

Detenida una banda en A Coruña tras 50 robos, 20 en Ourense

Ourense

suceso

Detenida una banda en A Coruña tras 50 robos, 20 en Ourense

Fueron detenidas ocho personas en Carballo, que robaron en negocios de ocio de 15 municipios de la provincia

La Guardia Civil desarticuló una organización criminal en la localidad de  Carballo (A Coruña) que se había especializado en el robo de la recaudación de máquinas recreativas y cajas registradoras de locales de negocios de hostelería.

Los agentes detuvieron a ocho personas a los que atribuyen medio centenar de robos en Galicia, Asturias y León, todos ellos perpetrados durante este año. Veinte de los asaltos, según dio a conocer el Instituto Armado, los ejecutaron en negocios de la provincia de Ourense, situados en los municipios de Entrimo, Xinzo, Carballiño, Porqueira, Celanova, Gustei (Coles), Baños de Molgas, Ribadavia, A Valenzá (Barbadás), Arnoia, Trasmiras, A Merca, Allariz, San Cibrao y San Cristobo de Cea. En algunos de los municipios llegaron a robar en más de un establecimiento de ocio.

Los detenidos obedecen a las iniciales de J.A.D., D.A.B., J.M.G., A.A.S., J.M.S., R.R., J.M.C. y I.R.L. y tienen en domicilio en las localidades coruñesas de Cambre, Carballo y Corcubión. Este jueves permanecían en el calabozo de la Comandancia de A Coruña a la espera de prestar declaración en el Juzgado de Instrucción de Carballo.

La desarticulación del grupo se llevó a cabo tras una laboriosa investigación, que arrancó el pasado mes de enero en la provincia de Ourense bajo el nombre de  "Covered" después de que la Guardia Civil tuviera constancia de varias denuncias por robos de la recaudación de tragaperras en distintos negocios.

Los agentes comprobaron que  en todos los asaltos coincidía el mismo modus operandi. Los delincuentes aprovechaban que los negocios estaban cerrados para  fracturar el bombín de la cerradura de la puerta. Los investigadores de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial también comprobaron que los delincuentes escogía negocios de pequeñas poblaciones para ejecutar los asaltos, en los que el principal objetivo era la recaudación de las tragaperras, máquina expendedora de tabaco y la caja registradora.

Durante las pesquisas se percataron que había denuncias por robos similares en negocios de Asturias, León y la provincia de  Pontevedra. Los investigadores cruzaron toda la información recopilada en cada uno de los asaltos, tras lo que coincidieron que los robos estaban siendo perpetrados por las mismas personas, que trabajaban de forma coordinada para no dejar pistas que permitieran identificarlos.


Coches de alta gama


El grupo se desplazaba en coches de alta gama con placas falsificadas  y ejecutaba los asaltos con rapidez (utilizando pasamontañas y guantes), dado acto seguido a la fuga sin dejar ningún tipo de rastro. Los investigadores lograron detenerlos tras analizar abundante documentación y establecer un férreo control y seguimiento durante meses de todo el grupo. 

La operación continúa abierta y los agentes continuaban este jueves cruzando datos ante la sospecha de que perpetraron más asaltos.