Ourense

Detrás de la cámara

Ourense

En Confianza

Detrás de la cámara

LR.
photo_cameraLR.

Alicia Alonso , tras estudiar Comunicación Audiovisual en la Universidade da Coruña, comenzó en el sector colaborando como coproductora en la webserie "El método sueco", premiada con un Mestre Mateo en el 2016. Desde entonces no ha parado trabajando en varios proyectos como "A Xustiza pola man", de Sara Casasnovas o "Tiempo", su primer cortometraje

Cuéntenos... ¿cómo comenzó en este mundo?

Desde pequeña siempre quise estudiar Medicina. Sí, Medicina (risas). En selectivo las cosas se torcieron un poquillo y sin saber muy bien cómo, acabé en Comunicación Audiovisual. No sabía muy bien de qué iba este mundo, pero era algo que me llamaba la atención, que me creaba inquietud y curiosidad. Es una carrera bastante genérica, en la que se tocan contenidos de muchas ramas distintas, así que me costó algo de tiempo ir viendo qué era lo que más me gustaba, lo que se me daba mejor y en lo que me sentía más cómoda. 

Háblenos de su primer trabajo... ¡una webserie! ¿Cómo se decidió a formar parte de ese equipo? ¿Por qué una webserie?

Unos amigos de la facultad acababan de hacer su primera webserie, "Conversas con Cunqueiro", y tenían ya otro proyecto entre manos bajo la productora Porco Bravú. Yo ya iba viendo qué era lo que más me gustaba, y sin duda de aquellas era la producción. Hablando un día con ellos les dije que me encantaba eso, la producción, y no se lo creían. No suele ser la rama que más le gusta a la gente, pero a mí me encantaba y, a ellos, no les gustaba demasiado

. Fue como una simbiosis. Así empecé con ellos, como un apoyo de producción, junto a Javi Lopa. El por qué del formato es sencillo. Estábamos estudiando, eran los primeros proyectos que hacíamos al margen de los trabajos académicos y no teníamos demasiados recursos. Youtube te permitía exhibir tu obra de forma gratuita en prácticamente todo el mundo. Así que tiramos por esa vía. Después de su primera webserie, Porco Bravú siguió (y sigue, a día de hoy) apostando por ese formato. 

 Una webserie con premio... ¿cómo fue ser reconocidos con un Mestre Mateo ?

¡Fue una pasada! No nos lo creíamos. Todavía recuerdo el tiempo que tardamos en procesarlo después de recoger el premio por "El método sueco" en el 2016. El resto de la noche ya no lo recuerdo tan bien... (risas). Pero sí que fue una sensación brutal.

Es verdad que es un género que todavía estaba haciéndose hueco, pero precisamente el tener un reconocimiento en algo así, tan nuevo, es en parte lo que nos motivaba a seguir e insistir con ello. Y así lo hicieron mis compas de Porco Bravú, que acaban de ganar otro Mestre Mateo con su nueva webserie "Peter Brandon". 

En la actualidad se dedica a la creación de videoclips, ¿cómo es este trabajo?

Para mí es de los trabajos más divertidos y de lo que más disfruto. Me encanta la música y me parece súper interesante el poder convertir una canción en imágenes. 

¿Qué destacaría de crear contenido visual para música?

La libertad a la hora de crear, sin duda. Ahora mismo hay una industria musical muy potente tanto aquí como fuera. Ya no sólo escuchas un tema, sino que lo escuchas y lo ves en Youtube. Es algo casi inherente. También es cierto que hay géneros musicales (sobre todo los  más nuevos) que tienen un estigma que se traslada también a los vídeos, con ciertos roles o normas que se repiten. Pero es precisamente eso lo que me motiva tirar hacia una creación con más libertad, generando un discurso visual que no tiene por qué ir ligado a la canción, que busca precisamente el romper esos roles o esas normas.

Del sector audiovisual, ¿cuál es su preferencia?

Buf, ¡qué difícil! Me encantan los documentales y las pelis. También las webseries. Pero tengo una pequeña debilidad con los cortos. Probablemente desde que tuve la suerte de participar en Curtocircuíto hace ya dos años. Me parece una pasada conseguir que una obra sea capaz de sintetizar en un espacio de tiempo tan breve (cortometraje) una historia que podría desarrollarse en un tiempo muchísimo mayor (largometraje).

Articulan una historia y son capaces de generar emociones en el espectador en poco tiempo, y eso me parece una pasada. La parte mala: que a veces te quedas “con ganas de más”. 

Con el 8 M reciente, ¿qué nos contaría de la industria audiovisual y la mujer?

Hace poco hablé con una chica que estaba haciendo su trabajo de fin de grado sobre el papel de la mujer en la industria del videoclip (no como su representación en los vídeos, sino como el trabajo que ejerce como directora, productora, guionista...). Me pareció muy curioso que, aún sin tener unas conclusiones cerradas del proyecto, lo que más había visto hasta ahora eran mujeres todoterreno.

Muchas se encargaban de realizar, de producir, de montar, de grabar, de dirigir. De lo que hiciese falta. Creo que en el audiovisual siempre ha habido una desigualdad de género enorme. Se han dado pasos y parece que el discurso de la igualdad se va interiorizando, pero cuando vemos los datos, la realidad no nos cuenta lo mismo. Hay mujeres directoras de fotografía, hay mujeres montadoras, hay mujeres directoras, guionistas…pero parece que todavía cuesta confiar esos puestos a una mujer.