La Región

EL CARMEN

Devoción sin orillas

Los ourensanos rindieron homenaje a la Virgen del Carmen con diversos actos religiosos. En la ciudad, cientos de fieles se dieron cita en la parroquia de la Santísima Trinidad para luego recorrer las calles acompañando a la imagen en procesión. 

El obispo de Ourense, Leonardo Lemos, presidió la procesión del Carmen (ÓSCAR PINAL).
El obispo de Ourense, Leonardo Lemos, presidió la procesión del Carmen (ÓSCAR PINAL).
Devoción sin orillas

La devoción por la Virgen del Carmen se dejó ver durante toda la jornada de este martes en diversos rincones de la provincia. 

En la ciudad, cientos de fieles se reunieron por la tarde en la parroquia de la Santísima Trinidad, donde a partir de las 19,30 horas se celebró una misa solemne, seguida del tradicional recorrido por las calles del casco histórico. La procesión, que partió desde la iglesia hasta las inmediaciones de la zona de As Burgas, supuso el colofón a la novena que se venía desarrollando en honor a la Virgen marinera. 

Poco antes de las siete de la tarde de ayer, los alrededores de la Santísima Trinidad acogieron a los numerosos devotos que no quisieron perder la celebración. Muchos de ellos portaban en el cuello un escapulario con la imagen de la Virgen del Carmen.

Tras la misa en el templo, los presentes acompañaron a la imagen durante su paseo y entonaron la Salve en su honor, acompañados por el obispo de la ciudad, Leonardo Lemos. Para terminar, los devotos realizaron el tradicional beso del Santo Escapulario de la imagen.