Ourense

Los expertos urgen un frente común contra el botellón

Ourense

SOCIEDAD

Los expertos urgen un frente común contra el botellón

Profesionales y responsables públicos debaten las soluciones al consumo de alcohol

 Profesionales de los servicios sociales, sanidad, conductas aditivas, seguridad, educación, psicología o sociología buscaron ayer soluciones al problema del botellón en unas jornadas organizadas por la Consellería de Sanidade, el Concello de Ourense y la Fundación Galega contra o Narcotráfico en Ourense.

En la inauguración estuvieron la delegada territorial de la Xunta, Marisol Díaz; de un miembro de la Fundación Galega contra o Narcotráfico, Manuel Isorna; de la jefa del plan nacional sobre drogas, Patricia Santa-Olalla; y de la edil ourensana Sofía Godoy.

Marisol Díaz recordó que las altas tasas de consumo de alcohol constituyen un problema sanitario de primera magnitud en la sociedad actual, con importantes causas y derivaciones de orden psicológico y social que afectan a toda la Comunidad.

Además, señaló que toma una especial gravedad cuando se habla de consumo de la juventud, porque incrementa notablemente las posibilidades de adicción, así como por los graves daños sanitarios, psicológicos y de relación que compartan. Añadió que el botellón es una "realidad difícil, un problema conocido pero en absoluto resuelto, ante el que es necesario intervenir".

                                                    OURENSE 14/12/2017, Soluciones concretas al problema del botellon, Patricia Santa-Olalla, Jefa de servicio del plan nacional antidrogas,  Manuel Isorga, de la Fundacion gallega contra el narcotrafico, Marisol Diaz, delegada de la Xunta en Ourense, Sofia Godoy concejala de salud y bienestar del concello de Ourense, foto Gonzalo Belay

Por su parte, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, en la sesión vespertina, apuntó la colaboración de las distintas administraciones, entidades del tercer sector y ciudadanía en general para dar "un salto de calidad" y "reconducir" lo antes posible el problema, al igual que se hizo con otras iniciativas, como la Ley antitabaco, "por responsabilidad, salud y futuro".

El titular de la cartera sanitaria abogó por la necesidad de "cambiar esa idea" de que el alcohol es "algo positivo" para fomentar hábitos saludables. Para ello, llamó a "dar un salto de calidad", no sólo en lo que se refiere a consumo de alcohol o drogas sino también "de bebidas azucaradas, energéticas", que repercuten en la salud.Considera

que "hay que ser críticos" y no limitarse a adoptar soluciones que sirvan para "minimizar" el problema, como los autobuses nocturnos. "Hay que trasladar un mensaje a la población de responsabilidad, ya que si le quitamos la responsabilidad que conlleva no vamos a obtener resultados", remarcó.