Ourense

Diez brigadas se encargan de controlar el incendio del parque de O Invernadeiro

Ourense

incendios forestales

Diez brigadas se encargan de controlar el incendio del parque de O Invernadeiro

Un miembro de la Brif de Laza apaga uno de los fuegos de O Invernadeiro.
photo_cameraUn miembro de la Brif de Laza apaga uno de los fuegos de O Invernadeiro.

El otro incendio ya fue dado por apagado en la jornada del pasado domingo, tras afectar a 14 hectáreas de superficie rasa y arbolada, según Medio Rural

Uno de los dos incendios que se declararon a las 16,00 horas del pasado miércoles en el parque natural de O Invernadeiro, en el municipio de Vilariño de Conso, aún no fue apagado. Los efectivos de extinción lo  controlaron  en la tarde del pasado domingo, pero las llamas continúan carbonizando troncos y maleza. "El fuego ya no avanza por el monte, pero aún no está apagado", afirmaban en Medio Rural.

Diez brigadas con sus respectivas motobombas continuaban ayer trabajando en el monte, refrescando el terreno e echando tierra para  dar por apagadas  definitivamente las llamas. El otro incendio ya fue dado por apagado en la jornada del pasado domingo, tras afectar a 14 hectáreas de superficie rasa y arbolada, según Medio Rural. 

Los efectivos también se desplazaban a las cinco y media de la tarde a la localidad de Os Cuquexos (Os Blancos) para apagar otro incendio, que afectó a unos 2.000 metros cuadrados de monte raso y arbolado. El alcalde, José Manuel Castro, que se personó en el lugar, aseguró que el fuego en ningún momento puso en peligro bienes que no son forestales. "Comenzó en una zona con abundante maleza y los brigadistas lo atajaron muy pronto", apuntó el regidor.

Al lugar acudieron cuatro brigadas, dos coches motobombas y dos aviones de la base de Antela.


Cámaras de vigilancia


Mientras, la CIG criticaba la puesta en funcionamiento de cámaras en los montes gallegos para la  vigilancia de los incendios. Recuerdan que las están manejando personal que no recibió formación previa, lo que conlleva a numerosos errores sobre la localización de los fuegos.