Ourense

Difuntos, tradición tocada

Ourense

REPORTAJE

Difuntos, tradición tocada

Ambiente de compras en las floristerías de la Praza de Abastos, ayer por la tarde (XESÚS FARIÑAS).
photo_camera Ambiente de compras en las floristerías de la Praza de Abastos, ayer por la tarde (XESÚS FARIÑAS).
Aún no hay protocolo sanitario para el Día de Todos los Santos. El sector de las funerarias y las floristerías apunta a visitas express al camposanto y la preocupación de los que tienen a los muertos en la aldea. El obispo invita a orar en casa. 

"¿Quién soy yo para ponerme en la puerta del cementerio y decirle a un familiar que no puede pasar?", se pregunta Antonio García Aliende, presidente de las funerarias de la provincia ante la inminente celebración del Día de Todos los Santos más extraño. Otras ciudades ya han establecido la fría normativa para tiempos de covid: visitas con cronómetro a las tumbas, dos personas por difunto e incluso la imposibilidad de ir al cementerio en la aldea por las restricciones de movilidad y delegar la tradición en un florista. Sanidade publicará en los próximos el protocolo para esta jornada, que apunta a restricciones similares en una Galicia más sensible con la muerte que ninguna otra comunidad. 

Manuel Mosquera, de la funeraria Sagrado Corazón, dice que "van a dejar a pasar a una o dos personas por familia, estar 15 minutos, dejar unas flores y ya". Tiene 60 encargos de centros para el cementerio de San Francisco: "En tres viajes cubro las necesidades de 60 familias. Evitas que vayan allí o que, si van, hagan visitas express y evitar aglomeraciones. Las empresas de limpieza, floristerías o funerarias estaremos ahí".

La CEO corrobora que los camposantos "sufrirán restricciones de aforo tanto en el conjunto del recinto como de número de visitantes por cada nicho, al igual que de tiempo de permanencia en el interior". Sol  Vázquez, directora xeral de Comercio, animó ayer a los ourensanos "a que dende xa fagan as compras de flores para ir escalonando as visitas". "Os floristas poderemos entrar sen restricións nos cemiterios", señaló Jesús de Dios Manso, presidente de la Asociación de Floristas de Ourense. ¿Plan B en caso de que los residentes en la ciudad no puedan acudir a las aldeas? "Que lle encargen ás floristerías máis próximas aos cemiterios. Poden levalo ao domicilio ou aos camposantos". El obispo anima a orar en casa y se baja de la tradición. Ni él visitará los cementerios. 

“A preocupación máis grande dos clientes é poder ir ás aldeas"

Jesús de Dios Manso, xerente da floristería El Jardín de Juan XXIII, preside a Asociación de Floristas de Ourense e Provincia (Aflor). Onte animou aos cidadáns a adiantar as compras destinadas ao Día de Todos Os Santos para evitar aglomeracións nos camposantos e garantir que haxa flores dispoñible nas floristerías. Neste senso, Manso invita aos ourensáns a apostar por produto nacional e comprar gerbera, crisantemos, margaridas, caraveis ou gladiolos.

A xente está adiantando as compras do Día de Todos os Santos a causa do covid?

Si. Onte comezou a correr a xente un pouco máis ao ver a comunicación dos floristas na prensa. Queremos que os clientes veñan anticipados e con responsabilidade para sacar isto adiante entre todos. Que vaian escalonados aos camposantos, para que non teñan problemas nin eles nin nós.

Os clientes preguntan polas restricións sanitarias? Están preocupados por si non poden levar as flores aos camposantos das aldeas? 

É a preocupación máis grande e pode ir a peor porque as restricións poden variar sanitariamente. Esperemos que todo vaia ben.

Os floristas poderán levar o produto aos domicilios ou aos cemiterios?

Ten que ser individualmente as floristerías, ata onde poden chegar os seus servizos. Hai floristas que teñen repartidor e poden ir a domicilio ou cemiterios e outros non poden saír da tienda. Tamen fai falla persoal cualificado.

Como van as ventas tras meses de perdas?

Van. Coma todos os negocios. Pero estamos pasándoo mal todos. E máis porque temos un produto perecedeiro.