La Región

PLENO DE LA DIPUTACIÓN

Gobierno y oposición tendrán más recursos en este mandato

Luz verde al reparto de asignaciones, sueldos y personal, que supondrán unos dos millones al año

Gobierno y oposición tendrán más recursos en este mandato

El salón de plenos del Pazo Provincial fue este martes escenario del segundo capítulo de la confrontación permanente que PP y Democracia Ourensana mantienen con el PSOE tras las negociaciones postelectorales. Reproches cruzados entre los portavoces de los tres grupos marcaron el pleno organizativo con el que la Diputación se pone definitivamente en marcha tras la sesión de investidura de Manuel Baltar como presidente.

Los votos de PP y DO fueron suficientes para sacar adelante, con el posicionamiento en contra del PSOE y la abstención de BNG y Ciudadanos, el reparto de asignaciones económicas, dedicaciones, salarios o personal eventual propuesto por la presidencia, que supondrá un desembolso a las arcas provinciales de un fijo máximo de algo más de dos millones de euros al año, aproximadamente un 27% más que el mandato pasado.

La visión sobre este incremento fue radicalmente diferente en función de las bancadas. El portavoz del PP y nuevo vicepresidente tercero de la institución, Plácido Álvarez, destacó la "aposta clara e decidida, sen complexos, pola política da boa, posible pola débeda cero e os maiores remanentes pola xestión", argumentando el incremento en el presupuesto "non por capricho, senón pola estrutura dun goberno único, con deputados con competencias para cumprir o plan 7273", pidiendo a la oposición "altura de miras e nobreza, non demagoxia porque o resultado dará ou quitará razóns, polo que non prexulguen".

Sin embargo, el portavoz del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino, quiso censurar un reparto que consideró "tendencioso cando debería ser proporcional ós resultados electorais", echando en falta algún trabajador eventual más y criticando el gasto en el gobierno. El socialista incidió en sus críticas a DO, formación de la que dijo que "su coherencia política é un chiste".

Ante esto, el portavoz de DO, Miguel Caride, recordó que el incremento en el presupuesto de funcionamiento "está na horquilla do resto e non facemos nada que non fagan concellos do PSOE, xa que hai un grupo máis e tamén máis recursos para a oposición".

Por parte del BNG, Bernardo Varela lamentó la "merma económica" para la formación, defendiendo que los nacionalistas eran partidarios de mantener dos trabajadores y no tener una dedicación exclusiva para el diputado, mientras que la representante de Ciudadanos, Montse Lama, se mostró "satisfeita" al considerar "equitativo" el reparto, que permitirá a los "naranjas" y al BNG tener grupo propio. Lama anunció también "marxe" para ver las actuaciones del gobierno, "aínda que non me guste o pacto".


Sin uso


Aunque están contempladas siete dedicaciones exclusivas para el gobierno, dos para PP y una para DO, Plácido Álvarez y Miguel Caride anunciaron que, por el momento, solo utilizarán siete, quedando sin dueño una destinada al gobierno (48.000 euros anuales), una del PP y la de DO (ambas de 41.000 euros anuales). 


La compatibilidad de Villarino para ser profesor, del "trámite" a una gran polémica


Aunque el portavoz socialista, Rafael Rodríguez Villarino, confiaba en que su solicitud de compatibilizar la dedicación exclusiva con ejercer como profesor asociado en la Universidad fuese "un trámite", la cuestión suscitó polémica pese a ser aprobada después por unanimidad.

La mecha la prendió el portavoz de DO, Miguel Caride, "cansado" de las acusaciones de Villarino por el pacto con el PP. "Leva dando leccións de ética pero o seu primeiro escrito é por un tema persoal que di moito das súas preferencias, xa que vai ser un dos políticos mellor pagados, é unha dedicación da vergoña", le espetó Caride a Villarino, que también escuchó al popular Plácido Álvarez apuntar que "vai ser o mellor pagado de Galicia".

Ante esto, el socialista recordó que "é unha posibilidade legal" y animó a los diputados de PP y DO a "sumar e facer contas para que despois desmintan o que vou cobrar". Fuentes socialistas estiman la retribución de Villarino en alrededor de 53.000 euros anuales, lo que le situaría muy lejos de ser el mejor pagado de la provincia.