La Región

División sindical por la forma de encarar mejoras para los bomberos

La CIG pide la dimisión de armando ojea, que asegura que se encauzó un acuerdo para que el cuerpo tenga más recursos
División sindical por la forma de encarar mejoras para los bomberos

La forma de encarar las negociaciones entre los representantes del cuerpo de bomberos y el gobierno municipal derivaron este martes en una división entre los sindicatos, coincidiendo con la primera reunión formal con el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, y el concejal de Recursos Humanos, Armando Ojea.

La CIG se descolgó de la "impresión positiva" que señalaron los representantes de CSIF, CC OO, USO, UGT y SPPMA por la reunión en la Alcaldía, tras la cual ambas partes aseguraron que se había alcanzado un compromiso de desbloquear los 1,2 millones del fondo de Unespa para dotar al servicio de vehículos y material, además de analizar medidas para incorporar nuevos efectivos. "É necesario e oportuno manter estes contactos tendo en conta precariedade do seu organigrama e as limitacións de material", dijo Jácome.

En paralelo, el delegado sindical de la CIG, José Javier García Gago, presentaba un escrito para pedir la dimisión de Armando Ojea, al que acusó de no dejarle participar en la reunión. Gago habla de "vetos e de intento de dividir ós empregados públicos en negociacións sectoriais e paralelas", acusando también a los sindicatos de "propiciar estas xuntanzas".

Sobre esto, Ojea aseguró que son comentarios "infundados e sen xustificación", apuntando que la reunión era para representantes sindicales en el servicio de bomberos, ligando su queja a su afiliación al PSOE, partido del que forma parte de su ejecutiva provincial.

El BNG, mientras, habla de "caza de bruxas" contra la CIG por parte del gobierno local, al que acusa de "sectario, discriminatorio e antisindical".

En materia de personal, representantes del gobierno también se reunieron con trabajadoras del servicio de limpieza de colegios.