La Región

CRÓNICA

El alcalde es un viral

Pérez Jácome se expande por las televisiones con sus intervenciones en directo. Ayer, intensa jornada  que incluyó insultos a la Policía Local y bromas sobre sus funcionarios, y que cerró plantando en directo a Risto Mejide y después grabándose a sí mismo en la pantalla de su tele explicando la jugada a la imagen repetida del presentador: "Sí, sí, pero fui yo el que pasé de ti, chaval".  

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, escucha a Risto Mejide. Segundos más tarde, le dejaría plantado.
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, escucha a Risto Mejide. Segundos más tarde, le dejaría plantado.
El alcalde es un viral

Si a las tramas del Concello de la ciudad le faltaban ritmo, el arranque de la nueva temporada certifica que la política ourensana ha entrado en una nueva dimensión. En solo 48 horas hábiles, el nuevo alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, ha tenido tiempo de darle plantón a Risto Mejide, bromear en directo en La Sexta sobre las supuestas habilidades para escaquearse de sus propios funcionarios, recibir una multa por mal aparcamiento, insultar –y amenazar– en público, en vivo y en directo a la Policía Local, sufrir una pintada en su local tachándole de "traidor" e ir por el camino comprando billetes para convertirse en parte del ecosistema televisivo español.


Problemas en la Alcaldía


El dragón, el "dragonciño" de As Burgas, está al mando en el "Juego de Tronos" ourensano. Pero no es lo mismo intentar arrasar a sangre y fuego gobiernos bipartitos o populares, festivales de cine y bandas de música que gobernar la tercera ciudad de Galicia. En su primer día, Jácome llegó victorioso a la Alcaldía. Se la encontró vacía –luego confesaría su sorpresa– y con los ordenadores apagados. Mientras su equipo se peleaba con los pecés –hasta que estén contratados no tienen claves para entrar– ya le habían cascado una multa. Un bajón. Para compensar, y en una finísima estrategia, Jácome se encargó por la tarde de definir como "mafia" a la Policía Local –autora de la sanción– en varios programas de televisión. Solo unas horas antes había recibido en la Alcaldía a la jefa del Cuerpo, María Barrera. Ayer, en otro programa de televisión le preguntaron por el tema. Respondió conciliador: "Si hay que entrar a la guerra, se entra. Nosotros venimos preparados". Puro Sun Tzu.

Es indiscutible que Jácome enriquece las tramas políticas ourensanas al mismo ritmo que protagoniza memes y GIFs y da material a los programas de humor, con sus históricos encontronazos con las fuerzas del orden –ahí está el vídeo del "atropello"– o el magosto-botellón. La noticia en Ourense, de momento, es él. 


Jácome versus Risto


Pero la segunda jornada en la Alcadía de Jácome encontraría su clímax unas horas más tarde, en el programa "Todo es mentira" de Risto. La conversación establecida entre estos dos irreverentes protagonistas de los "mass media" españoles es formidable. El tema se acaba calentando cuando Mejide presiona cuestionando las piruetas políticas protagonizadas por Jácome en las últimas semanas. Este confiesa que, hubiese pactado con PP o con PSOE, las críticas llegarían igual: "Hiciese lo que hiciese, tendría que tragarme mis palabras". Jolgorio en el plató de Cuatro, Risto le espeta una de sus frases lacónicas de filósofo de Instagram y el ourensano se tensa en la intervención en directo desde su negocio. "Si no me dejas hablar... ", le expone incómodo. "Le dejo hablar pero... ", corta el presentador. "Si no me dejas argumentar, no te hablo", amenaza el político. "Disculpe, el programa lo presento yo", zanja Risto. Ahí Jácome, deudor de "La Clave", amante e impulsor en la vida municipal de Ourense de debates sosegados y quizás sorprendido por convertir la política en un espectáculo desde un canal de televisión, decide cortar su intervención: "Adiós".


"¿Usted es un ángel"? 


El nuevo alcalde va camino de situar a Ourense en el mapa político, con la ciudad erigida en capital de algo a lo que todavía le siguen, seguimos, buscando nombre. En esas andan estos días periodistas de toda España, etiquetando a Jácome –"viral", "diferente", "friki", "troll", "controvertido", "histriónico"...– en crónicas, informaciones y reportajes. Mientras, Jácome –que ha pasado de hacer oposición en su canal de televisión a gobernar en directo en los platós– continúa tratando de popularizar su ya manoseado "Pactaría hasta con el diablo por traer el cielo para Ourense" como justificación a su política de pactos.Tras escuchar la sentencia, quizás extraída de "El Príncipe", Mendizábal le acaba espetando: "Tiene críticas para todos todos menos para usted. ¿Es usted un ángel?". La respuesta, también maquiavélica: "Somos un partido totalmente revolucionario". 

"Vamos a dar mucho que hablar", se aventuró Jácome el lunes, entre la reflexión, el deseo y la amenaza. El día siguiente lo terminó, como decíamos, plantando a Risto en directo. Después, corrió al salón de su casa, encendió la televisión y se grabó a sí mismo en "Todo es mentira" mientras respondía, orgulloso, a las imágenes repetidas de Mejide: "Sí, sí, pero fui yo el que pasé de ti, chaval". Luego, el nuevo alcalde de Ourense pasó el vídeo con el sesudo análisis a sus colegas de wasap. Ya había confeccionado otro viral.