La Región

TRIBUNALES

El juez no ve coacciones en el incidente de Jácome y el policía

El magistrado tiene en cuenta que los ediles pretendían la trascendencia pública a través de la grabación realizada

El juez no ve coacciones en el incidente de Jácome y el policía

El incidente de tráfico entre Gonzalo Pérez Jácome en la mañana del 14 de febrero de este año, cuando no era alcalde sino portavoz de Democracia Ourensana en la oposición, y el exedil Telmo Ucha con el policía local Nemesio Gómez, fuera de servicio en ese momento, no tendrá reproche penal. El juez de Instrucción 2 asegura que el enfrentamiento entre ellos, que acabaron denunciándose mutuamente tras un discusión por un estacionamiento indebido, no tiene la entidad de delito leve de coacciones, aunque aprecia "hostigamiento" hacia el agente. 

Y tiene en cuenta en su valoración el fin que perseguía la conducta de los concejales: grabar un vídeo -aportado a la causa- en que se viera que Gómez había estacionado su vehículo particular en un vado para su posterior difusión pública con el fin de poner de manifiesto lo que DO considera una supuesta "mafia policial". Para ello, Pérez Jácome  abordó a Nemesio, "afeándole su conducta a intimándolo para que no abandonase el lugar hasta que no llegase una patrulla de la Policía Local para que lo denunciase".

El magistrado no entra a considerar una eventual vulneración del derecho al honor del policía en relación a la publicación posterior y los comentarios públicos de los denunciados "por no constituir el objeto del presente juicio".

Tampoco ve acoso en la conducta de Nemesio Gómez tanto a la hora de estacionar en zona prohibida junto al pabellón de Os Remedios como en el hecho de marcharse con el vehículo desoyendo los requerimientos de los dos concejales que lo abordaron y lo instaron a parar "de forma vehemente", aunque sin violencia física, sin esperar a la llegada de la Policía Local. "No reviste trascendencia penal alguna, pues no cabe una posible desobediencia a mandato u orden legítima proviniente de autoridad o funcionario en ejercicio de su cargo", asegura el magistrado. Reconoce que  a consecuencia de las maniobras realizadas por el conductor para zafarse de la presencia de los ediles pudo poner en riesgo su integridad física, como así ocurrió al pasar con la rueda sobre el pie de Telmo Manuel Ucha causándole lesiones leves. Ahora bien, el juez repara en que Ucha "colocó su pie izquierdo frente a la rueda". Sin embargo, "a la vista de la forma en que se produjo tal hecho, reflejada en la grabación aportad, no cabe apreciar intencionalidad del conductor en la causación de las lesiones". Además, el lesionado renunció  a cualquier tipo de indemnización.

Mientras que fuentes cercanas al alcalde aseguraron que no tiene pensado recurrir la sentencia, el letrado que representa al policía asegura que están estudiando la sentencia.