Ourense

Empezar de cero... con la CEO

Ourense

Reportaje

Empezar de cero... con la CEO

Asistentes a uno de los programas para desempleados a los que se pueden apuntar los desempleados en la CEO.
photo_cameraAsistentes a uno de los programas para desempleados a los que se pueden apuntar los desempleados en la CEO.
Los programas para personas desempleadas de la CEO se erigen como motores laborales y de autoestima. Ahí están historias como las de José Manuel López, recuperado tras sufrir un ictus y que ahora trabaja en Nortempo

Al margen de los elevados porcentajes de recolocación que pueden esgrimir los programas dirigidos a personas desempleadas de la Confederación Empresarial de Ourense (CEO), otro de los aspectos que más destacan quienes han hecho uso de sus iniciativas es el apoyo recibido para volver a recuperar la autoestima y la confianza en las propias cualidades de cara al mercado laboral, algo que desde la organización empresarial entienden esencial para optar a un puesto de trabajo.

José Manuel López Moure, de 50 años, llevaba años trabajando como camionero "con una hormigonera, cuando hace 15 años sufrí un ictus", que le obligó a dejar su empleo. Hace dos años contactó con la CEO "y empecé a hacer cursos de todo tipo, pero sobre todo me ayudaron a recuperar la autoestima". Ahora ha conseguido un empleo en la empresa Nortempo, realizando labores de limpieza. "Es un contrato por horas y estoy contento", recalca este lucense que lleva muchos años afincado en Ourense.

Como subraya Miguel Álvarez Pereira, de 50 años y que quedó en paro "tras varios años trabajando como autónomo", lo importante a la hora de conseguir un trabajo "no es tanto el currículum en sí como la actitud". Reconoce que tras quedarse en el paro "estaba bastante desorientado", así que "lo primero que me ofrecieron en la CEO fue orientación y autoestima".

Por otra parte, "es cierto que al llegar a una edad es más difícil encontrar salidas profesionales". En este sentido, a través del programa Exitum le animaron a reinventarse. "Me dijeron que ofertas de trabajo había, aunque fueran menos que para los más jóvenes".

Añade que "tenía buena formación tanto en informática como en inglés o portugués, pero sin certificar, y eso es lo primero que hice gracias a los cursos de la CEO". En la actualidad trabaja en la empresa Faurecia, en el Polígono de San Cibrao das Viñas.

Carolina Fernández Díez, venezolana de padres españoles, regresó a España con 53 años y dos hijos a su cargo, además de una hermana con discapacidad permanente. "Con los técnicos de la Confederación tuve la oportunidad de hacer varios cursos, aunque fue uno de cajera de Cruz Roja con el que conseguí cubrir una baja".

Se trataba de un trabajo temporal, pero esta ingeniera civil -es el título que se trajo de Venezuela- no tira la toalla y "ahora estoy en el programa Con Bo Rumbo", que cuenta con un elevado nivel de empleabilidad entre sus inscritos. Mientras llega su oportunidad, Carolina no deja de formarse y todo le  interesa, hasta la elaboración de un curriculum, "porque aquí es muy diferente de allá, en Venezuela".

Parecida situación ha vivido Carlos González, ourensano de 56 años que se trasladó a Venezuela "cuando era pequeño, con mis padres, en 1977. Regresé el 21 de junio de 2018 con mi esposa e hijo". Ingeniero civil, su problema es que "no tengo homologada la titulación, porque llevaba demasiado tiempo tramitarla allí en Venezuela". Así las cosas, decidió reinventarse, para lo que hizo "cursos de carretillero, almacenista, contabilidad...". Con la mediación de la CEO, y sus contactos, consiguió meter cabeza en el mercado laboral. "Hoy en día estoy trabajando", apunta.

Isidro González es técnico superior en Informática "y hasta seis meses antes de venirme de Venezuela tenía allí una tienda de tecnología". Tras aterrizar en Ourense, y con el problema de la falta de homologación de títulos a cuestas,  se apuntó a la preparación de las pruebas de ESO, "donde conseguí la mejor nota de Galicia; gracias a la CEO tuve oportunidad de fortalecer mi base para presentarme a estos exámenes". Ahora prepara  unas oposiciones a auxiliar administrativo.

"Uno de los puntos más valorados por los usuarios de nuestros programas  es que cuentan con una intermediación directa con las empresas en la búsqueda de empleo, además de la formación planificada a lo largo de los programas", explica Cruz Bangueses, técnico de la CEO.

Las personas interesadas -que pueden dirigirse a la CEO para entrar en los procesos de selección - cuentan además con otras ventajas, como el servicio de conciliación familiar y laboral para menores y mayores que estén a cargo del usuario, de manera que éste pueda participar en las acciones de los programas sin problemas de horario o de disponibilidad. "Prácticas, visitas a empresas o becas de asistencia, son otros de los valores añadidos que tiene la participación de algunos de nuestro proyectos", apunta la responsable de Intermediación laboral.

Más en Ourense