Ourense

El empleo ya da síntomas de enfriarse y suma 305 parados

Ourense

empleo

El empleo ya da síntomas de enfriarse y suma 305 parados

La entrada del otoño lamina la estacionalidad laboral, con el sector servicios como más perjudicado

La botella del empleo sigue mediándose lentamente, también en Ourense. La tasa interanual es positiva pero cada mes pierde efectivos. Este miércoles fueron los datos de septiembre los que llamaron la atención, que fue un mal mes para el empleo en la provincia: se contabilizaron 305 nuevos parados para dejar la cifra total en 17.772, con lo cual la pérdida mensual ha sido del 1,75%. 

Y para ver la botella medio llena hay que tomar la perspectiva interanual, ya que aún hay 1.068 parados menos que hace un año; es decir, con una reducción del 5,67%. Los signos, como en el resto de las provincias es que la vitalidad del empleo afloja. 

Por lo que respecta a la evolución por sectores, de nuevo el gremio de los servicios para la factura más importante, con 335 parados más, atribuibles al fin de la campaña turística. Fue, de hecho, única partida en negativo, porque en agricultura la bajada fue de 46 parados, once en industria y 30 en construcción. Únicamente el epígrafe sin empleo anterior anota 57 inscritos más como demandantes de un puesto de trabajo.

Entre enero y septiembre se firmaron en la provincia 64.114 contratos, de los cuales 6.033 fueron indefinidos, demostrando una vez más que son el talón de Aquiles del sistema, con el 9,41% del total, mientras que los 58.081 restantes fueron temporales, es decir, el 90,59% del total. 

En definitiva, contratos de muy corta duración "que apenas se traducen en emprego", como subraya Pedro Barreiros, secretario de Comisiones Obreras en Ourense. El representante de este sindicato ve "insostible" que el paro siga creciendo, "reflexo da ralentización da actividade económica xa de por si feble estruturalmente".  

Ofrece similar visión Mario Franco, secretario provincial de UGT, para quien en la evolución del mercado laboral provincial "prodúcese unha contradición, aumenta a contratación por unha banda e aumenta o paro pola outra, dato que reflicte claramente duración dos contratos que se crean en Ourense". Y con ironía resumen así la situacion: "Ten máis data de caducidade un iogur que a maioría dos contratos que se asinan nesta provincia". 

Por el lado empresarial, como es obvio, las visiones son diferentes, pero tampoco los datos provinciales son satisfactorios. Dirigentes como Marisol Nóvoa, presidenta de la CEO, culpa a todos los representantes políticos de "la inestabilidad política que vive el país, sin presupuestos del Estado y con el Gobierno en funciones desde hace seis meses, que está abocando a las Comunidades Autónomas a una situación de asfixia". Pero también mira a otros países para señalar que "tenemos la influencia negativa de la ralentización que se registra en las principales economías europeas, cuyos efectos se están empezando a sentir ya aquí". Desde el polígono industrial de San Cibrao das Viñas, el asentamiento más importante de Ourense, su presidente, José Antonio Rodríguez, alude a que "hai unha clara desaceleración económica", que también inscribe "en que pasa o mesmo en outros países". En cuanto al clima institucional, percibe que "o clima político non axuda e esperamos pasar de frenazo a aceleración económica.

También el lastre se nota en la Seguridad Social, ahora con 104.568 afiliados en la provincia, pero con 87 menos en un mes, si bien la tasa interanual es positiva en 871 personas. 


Galicia y España


Más allá de la provincia, el número de parados registrados en las oficinas de servicios públicos de empleo subió en 3.164 personas en septiembre en Galicia, hasta situar el total en 156.984 desempleados. El desempleo en la comunidad subió por encima de la media estatal, un 2,06%. Y es que, en España, el paro subió en 13.907 personas en septiembre (+0,4%), su menor alza en este mes desde 2004, cuando aumentó en 874 personas.

En relación con hace un año, en Galicia hay 9.336 personas menos en situación de desempleo, lo que supone un descenso del 5,61%. Los parados subieron en todos los sectores de actividades económicas en Galicia, excepto en el de agricultura (donde se computa un descenso de 43 personas).

El mayor incremento se registró en el sector servicios (con un alza de 2.847 desempleados), pero también subió el colectivo sin empleo anterior (+174) y hubo alzas del paro en industria (+167) y construcción (+19). En septiembre, el paro afectó en Galicia a 9.248 extranjeros: 603 procedentes del sector de la agricultura, 524 de la industria, 544 construcción, 5.349 del sector servicios y 2.228 del colectivo sin empleo anterior. 

Más en Ourense