Ourense

El emprendimiento en Ourense obtiene el peor dato en veinte años

Ourense

ECONOMÍA

El emprendimiento en Ourense obtiene el peor dato en veinte años

Imagen de archivo de una empresa de pizarra, uno de los productos más exportados de la provincia.
photo_cameraImagen de archivo de una empresa de pizarra, uno de los productos más exportados de la provincia.
En el 2019 se crearon en Ourense 366 sociedades mercantiles, el 9,6% de las nacidas en Galicia

La motivación empresarial se desinfla en la provincia. Así lo demuestran los datos que este miércoles hizo públicos el Registro Mercantil en relación a la natalidad empresarial. Durante el ejercicio del 2019 empezaron su andadura 366 empresas, el peor dato en los últimos veinte años. Con respecto a la comparativa sobre las sociedades creadas en el 2018 la cifra se quedó en 27 menos que el 2019. Desde luego, la cantidad queda a años luz de los negocios creados en el año 2006 (con 682), la cifra más alta de las últimas dos décadas.

¿Qué puede estar ocurriendo para que la provincia coseche datos tan malos? José Antonio Fraiz, profesor de la Facultad de Empresariales del campus de Ourense cree que en la provincia "falta cultura emprendedora" y echa en falta también "una formación que vaya más orientada a fomentar la actividad empresarial". Es decir, "hay también una clara aversión al riesgo por parte de una generación que prefiere optar  a trabajar por cuenta ajena que afrontar las responsabilidades de poner en marcha una actividad empresarial".

Siendo preocupante la situación ourensana, también se percibe un pinchazo emprendedor en el resto de Galicia, al observarse en todas las provincias un descenso en el número de sociedades creadas. Sin embargo, el porcentaje emprendedor en Ourense es muy bajo en relación al resto de la comunidad, en donde se constituyeron 3.792 mercantiles en el 2019. Es decir, el 9,6% de todas las que han nacido en Galicia tienen su sede social en Ourense.

Es un hecho, además, que los negocios que nacen son aquellos en los que hay más riesgo de fracaso. El sector servicios es el refugio emprendedor, pero también es la actividad más vulnerable, donde la crisis se ha cebado especialmente en los últimos años y donde se adivina un horizonte más incierto. 

Los emprendedores de la provincia han apostado especialmente por las labores comerciales el último año ya que han nacido 47 empresas de comercio al por mayor e intermediarios, a las que hay que sumar 34 más de comercio al por menor. Le sigue en orden de importancia la hostelería ya que bajo el epígrafe de servicios de comidas y bebidas se crearon 33 negocios. Quedan por detrás los sectores de construcción de edificios y actividades de construcción especializada, con 27 y 23 nuevas sociedades mercantiles, respectivamente. 


Mucho sacrificio


Pero casi todos los sectores se anotan retrocesos en los últimos años, una tendencia que despierta preocupaciones. Carlos Díaz, economista asesor de empresas y empresario, indica que "no hay una razón única" que justifique las cifras, sino que percibe varias. Una de ellas, "el cambio social que se está viendo, porque crear una empresa requiere mucho sacrificio y hay gente que se da cuenta que se pueden obtener recursos por otra vía". Cree que "hay una parte de la sociedad que no valora al empresario y adivina que para tener éxito en las actividades empresariales se requiere tesón y paciencia"

Díaz también aprecia como elemento justificativo que "el Gobierno ha hecho algunos cambios bastante bruscos". Entre ellos, la subida del salario mínimo, que se incrementó un 20%. Es partidario de que los cambios que se hagan en materia económica o laboral "sean más graduales". Tampoco ve positiva "la incertidumbre social y política de los últimos meses"

Una razón similar percibe Lois Babarro, presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Ourense (AJE). "La inestabilidad política a nivel nacional e internacional, así como la posibilidad de una nueva recesión está afectando a las inversiones y a la creación de nuevas empresas".

Hay además otras características que definen la actividad emprendedora en Ourense: las sociedades que se ponen en marcha son de pequeño tamaño, prácticamente ninguna responde a la categoría de sociedad anónima para desarrollar un proyecto empresarial de entidad. 

A eso hay que sumar cierta atonía social. Lois Babarro percibe que "a pesar de los esfuerzos en los últimos años, en Ourense sigue sin haber una cultura de emprendimiento que fomente la creación y consolidación de nuevas empresas".


Distribución


Además, las actividades empresariales que han comenzado a operar el pasado año en la provincia se concentran en muy pocas zonas. De las 366 del pasado año, 212 se crearon en la comarca de Ourense y, a su vez, 156 en la capital. Por lo tanto, el 42,6 por ciento se han inscrito en la ciudad. En la siguiente posición se sitúa la comarca de Valdeorras con 36, Carballiño con 23 o A Limia, con 21 nuevas empresas. 

Más en Ourense