Ourense

El entorno del Puente Romano lucirá en verano su nueva cara

Ourense

Ciudad

El entorno del Puente Romano lucirá en verano su nueva cara

El PP reclama a la Xunta recuperar la surgencia termal para completar el proyecto de 1,1 millones

El acondicionamiento del entorno del Puente Romano avanza para estar listo en verano pese a las dificultades. Tras arrancar las obras, con una inversión de 1,1 millones, en septiembre con el objetivo de realzar la monumentalidad del Puente Romano y mejorar la Capilla de Os Remedios, las condiciones meteorológicas han dificultado el desarrollo de la obra, especialmente en lo que tiene que ver con el traslado de la pista de skate al parque de O Couto, generando "un cuello de botella" según declaró el director de obra, Manuel Durán.

Para solucionar esto, la constructora Hordescon reforzará los medios para cumplir los plazos, asegurando la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, que la actuación, ahora al 31% de ejecución, "collerá máis ritmo nos vindeiros días", empezando el acondicionamiento de la zona de la capilla, una vez que ya se vislumbra el acceso al paseo das Ninfas, pendiente ahora de la pavimentación.

"En verán teremos este novo espazo público e punto de encontro para veciños e turistas", garantizó Ethel Vázquez en su visita a las obras, a las que el grupo del PP del Concello de Ourense quiere sumar otra actuación. Así, el edil y diputado provincial, Jorge Pumar, trasladó a la conselleira de Infraestruturas que considere la posibilidad de recuperar una surgencia termal junto al Puente Romano mediante una fuente, algo a lo que se comprometió Vázquez. Sería otro atractivo turístico que se sumaría al mirador hacia el Miño y al Puente Romano.

Infografía de la recreación de la zona tras la actuación.

Infografía de la recreación de la zona tras la actuación

"Buscamos que haxa unha imaxe única, incrementar o potencial turístico dunha zona que forma parte da Vía da Prata, polo que tamén suporá poñer en valor actuacións para o Xacobeo", destacó la conselleira de Infraestruturas, recordando también que el Gobierno gallego ya invirtió otro millón de euros en la primera fase de la puesta en valor del Puente Romano.

Polémicas

El acto junto al Puente Romano no estuvo exento de polémicas. El teniente de alcalde de Ourense, Armando Ojea, quiso intervenir para reclamar "moita máis inversión" de la Xunta, asegurando que "esperamos moito máis".

Estas palabras no sentaron bien a Ethel Vázquez, que pidió la palabra para replicar a Ojea indicando que la Xunta "é a administración que máis inviste en Ourense". La conselleira de Infraestruturas también aprovechó para cargar contra el Gobierno de España, "con proxectos pendentes e paralizados", refiriéndose a la parte ferroviaria de la estación intermodal y la variante exterior.

"A primeira fase, a estación de autobuses e o aparcadoiro, supón un 7% do proxecto, pero o 93% está pendente do Goberno central, que a ten paralizada", indicó Vázquez, que volvió a reclamar la convocatoria de la comisión de seguimiento para "poder dialogar sobre a infraestructura". Esta solicitud lleva en pie desde finales del año pasado. 

La conselleira agradece la “paciencia" por Marcelo Macías

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, fue cuestionada por el estado de la reforma de Marcelo Macías, después de que el PSOE criticase este fin de semana la actuación tildándola de "chapuza" por no estar siguiéndose el criterio establecido en el pliego de las condiciones. Vázquez no entró en polémicas con los socialistas, sino que se limitó a señalar la complejidad que entraña la reforma.

"Son obras difíciles por son en pleno casco urbano, con moitos servizos municipais de abastecemento, saneamento ou telecomunicacións. Nós atendimos sempre co máximo diálogo as demandas veciñais e agradezo a paciencia dos veciños", dijo la conselleira, remarcando que el objetivo es acabar la obra en primavera.