Ourense

El conductor fugado tras un accidente mortal, en el calabozo

Ourense

suceso

El conductor fugado tras un accidente mortal, en el calabozo

El vehículo implicado en el accidente mortal.
photo_cameraEl vehículo implicado en el accidente mortal.

Carlos Pérez, quien no tenía el permiso en vigor, está implicado en un supuesto homicidio por imprudencia

Carlos Pérez Pérez, de 35 años y vecino de Carballiño, se entregó ayer en la sede de la Policía Local de A Ponte, en la ciudad, dos días después de verse implicado en el accidente del pasado sábado en el que un motorista perdió la vida y darse a la fuga en la N-525 en O Couto.

El implicado, con antecedentes por delitos graves, fue conducido a la Comisaría de la Policía Nacional, en donde se instruyen diligencias por homicidio imprudente, delito de abandono del lugar del accidente y contra la seguridad vial por conducir con un carné con pérdida de vigencia.

Pérez Pérez se presentó voluntariamente pasadas las cinco de la tarde y es probable que pase a disposición del titular de Instrucción 1 a lo largo del día de hoy toda vez que la Policía Judicial complete las diligencias.

Está investigado porque conducía el Audi que se vio involucrado en el accidente ocurrido a las once y cuarto de la mañana del sábado, un siniestro en el que murió un motorista luso que se incorporaba a la N-525 e iba con otros amigos. Según fuentes de la Policía Local, tras el estudio de la huellas de frenada, el implicado conducía a gran velocidad.

Carlos Pérez iba en compañía de un amigo, que se presentó pocas horas después en la Comisaría de As Lagoas. El implicado en el accidente del pasado sábado tiene antecedentes penales. De hecho, ya estuvo en prisión hace años cumpliendo condena.


Fue condenado por drogas y encubrir un asesinato en Vistahermosa


Carlos Pérez fue condenado en noviembre de 2007 por la Audiencia a siete años de cárcel dentro de  un procedimiento penal por el asesinato de un narcotraficante en el barrio de Vistahermosa en 2005.

Aunque Pérez no fue el autor material -fue condenado José Antonio Fernández Fernández, alias Apache- sí fue penado por encubrir el crimen y  por tráfico de drogas. Precisamente, el móvil del asesinato fue apoderarse de la droga que llevaba la víctima y con la que habían contactado para una compra.

La sala impuso la condena más abultada a José Antonio Fernández como autor material de la muerte a tiros del narco arousano (21 años y medio de prisión por asesinato, tenencia ilícita de armas y tráfico de drogas).

Por este último delito impuso cinco años de cárcel a Enrique Jiménez, Carlos Pérez y José Antonio Mato; y dos años y tres meses para Daniel González y Julio Ferreira, considerados cómplices en el negocio de la droga. Pérez fue condenado a dos años más por encubrimiento.