La Región

LOS QUE ABREN

“Era una apuesta arriesgada, pero recuperamos un clásico"

El espíritu de una heladería histórica, que ofrece más líneas de negocio resucitó en agosto
Paula Mantilla, encargada de la nueva Ibense (ÓSCAR PINAL).
Paula Mantilla, encargada de la nueva Ibense (ÓSCAR PINAL).
“Era una apuesta arriesgada, pero recuperamos un clásico"

Helados La Ibense fue una de las 13 empresas creadas en agosto, concretamente, echó a andar el día 7. "La situación está claro que es complicada, pero encontramos una buena ubicación, tenemos un producto de calidad  y hacemos resurgir un clásico de la ciudad", explica el gerente, Gonzalo Carballeda. 

La resurrección del espíritu de La Ibense –una marca distribuida en toda España–  se ha dado a escasos metros de local original, ya que la tienda se sitúa en la calle Concejo, al lado del edificio de la Seguridad Social.

 "Fue una apuesta arriesgada, pero creemos que la ciudad se merece recuperar  un clásico, la gente lo agradece", añade Carballeda. Han conseguido crear cinco puestos de empleo, "y cuatro empleados no habían trabajado nunca", destaca. Desde el típico chocolate con churros al histórico helado de mantecado de aquella Ibense de siempre. 

La Ibense no es una heladería al uso, ya que ha diversificado y ofrece pan, pastelería, pinchos, variedad de tés.... "Vamos a seguir ampliando líneas de negocio", señala Carballeda, que cree que ofrecen "el mejor helado de la ciudad". 

Al frente, como encargada, Paula Mantilla, una colombiana que lleva más de media vida en la ciudad, junto a ella, otros cuatro compañeros que no trabajan y que han conseguido un empleo. Una nueva empresa, que, sin embargo, traer infinidad de recuerdos a generaciones de ourensanos.