Ourense

El viento reactiva el fuego en la Red Natura de Chandrexa

Ourense

incendios forestales

El viento reactiva el fuego en la Red Natura de Chandrexa

Un operario trabajando en la extinción del fuego.
photo_cameraUn operario trabajando en la extinción del fuego.

Los medios de extinción siguieron trabajando en los incendios de Caldelas, Monterrei  y Montederramo

El fuego registrado en la tarde del miércoles en el municipio de Chandrexa de Queixa y que se daba por estabilizado por parte de la Consellería de Medio Rural a las 09,45 horas de la mañana de ayer tras arrasar 369 hectáreas se reactivaba al mediodía, obligando a que volvieran al lugar los medios de extinción. En concreto, a última hora de la tarde de ayer seguían trabajando sobre el terreno para acabar con las llamas siete agentes, 24 brigadas, seis motobombas, cuatro palas, 11 helicópteros y seis aviones.

Francisco García, alcalde de Chandrexa, aclaró que en este caso "se ha reiniciado en la zona de arriba, en Taboazas, con lo que no amenaza a las casas". En la jornada del miércoles, las llamas se acercaron a escasamente 50 metros de "la primera vivienda del pueblo de Carballo". García, que insiste en que estos fuegos son "premeditados", quiso mostrar su agradecimiento "a la conselleira porque fue gracias a ella que acudió la Unidad Militar de Emergencias".
Junto al de Chandrexa permanecía estabilizado desde las 17,55 horas del miércoles el incendio de la parroquia de O Burgo, en Castro Caldelas, que se iniciaba el martes a las 18,27 horas. Según las nuevas estimaciones, afectó a 265 hectáreas y en su control tomaron parte un técnico, 11 agentes, 29 brigadas, 17 motobombas, dos palas, siete helicópteros y cuatro aviones.

El registrado también el martes en la parroquia de Infesta, en el municipio de Monterrei, se daba por totalmente controlado por parte de Medio Rural desde las 12,30 horas de ayer. Según las últimas estimaciones arrasó 384 hectáreas de superficie, de las que 327 fueron de monte raso y el resto de masa arbolada.

A estos se añadía como controlado el registrado en Montederramo, en la parroquia de Marrubio, que finalmente había afectado, según Medio Rural, a un total de 42 hectáreas. En cuanto al que se producía en Puebla de Trives en la noche del pasado lunes, se daba finalmente por extinguido a las 16,36 horas de ayer.

Afectó a una superficie de 20 hectáreas, 18 de ellas correspondientes a monte raso y dos de ellas a masa de arbolado. En las tareas de extinción estuvieron trabajando un total de tres agentes, nueve brigadas, cinco motobombas y una pala.

Vázquez lamentó que el fuego afectase al espacio natural

La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, señaló ayer que la jornada estaba siendo de "tranquilidad" después de tres días "de mucha intensidad" incendiaria. Por otra parte, lamentó el carácter "intencionado" de muchos de los fuegos. La prueba de ello, dijo en una visita a Arzúa (A Coruña), es que en Cervantes (Lugo) hubo "tres intentonas en la misma zona en dos días".

"Eso no es casualidad", recalcó, para incidir en que se trata de una zona que presenta "grandes dificultades para acceder" y a la que únicamente se puede llegar "a pie". Además, la conselleira lamentó que los medios aéreos no pueden actuar porque "hay mucha niebla".

Finalmente, sobre el fuego de Chandrexa de Queixa, que quedaba estabilizado a lo largo de la mañana de ayer, aunque posteriormente se reactivó debido, con toda probabilidad, al efecto del viento, lamentó que "gran parte" del terreno quemado -más de 360 hectáreas según las últimas estimaciones ofrecidas ayer por la Consellería de Medio Rural- se encuentre dentro de la Red Natura.