Ourense

"Estamos tratando la tuberculosis casi de la misma manera que hace 50 años"

Ourense

SALUD

"Estamos tratando la tuberculosis casi de la misma manera que hace 50 años"

Abel Rodríguez Canal.
photo_cameraAbel Rodríguez Canal.

Hoy, Día Mundial de la Tuberculosis, el centro cultural Marcos Valcárcel acoge la "XXIII Reunión Galega de Tuberculose e Infeccións Respiratorias", a partir de las 15,45 horas.

"Sigue habiendo tuberculosis. Está en cifras de descenso pero no ha desaparecido", puntualiza el responsable de la Unidad de Tuberculosis de Ourense, Abel Rodríguez Canal. 

¿Cuál es la incidencia de la tuberculosis en Ourense?

En Ourense, llevamos cuatro años que estamos por debajo de la media. La tuberculosis en Galicia no está homogéneamente distribuida sino que hay mayor incidencia en Pontevedra y A Coruña. En la provincia, en números absolutos hubo 56 casos en 2015. Llevo trabajando en esta unidad desde 2000, cuando marcamos la cifra máxima de enfermos con 219 casos.

¿Qué franja de edad tiene mayor aceptación?

La mitad de los casos se concentran entre los 25 y los 50 años. Esto tiene consecuencias porque se trata de una población trabajadora y se mueve por muchos ambientes. Los niños son especialmente susceptibles, con facilidad de desarrollar la enfermedad. La tuberculosis pediátrica en Galicia en 2015 presentó unos datos de 36 casos en menores de 15 años. Una cifra pequeña pero es una tuberculosis que nos preocupa porque al ser un sistema defensivo no completamente desarrollado y maduro puede tener evoluciones no buenas.

¿Cuáles son los síntomas de la tuberculosis?

Puede afectar a cualquier órgano por lo que los síntomas pueden ser muy variados. La que en realidad nos interesa desde el punto de vista epidemiológico y de control es la contagiosa, la respiratoria. Los síntomas de presentación no son alarmantes porque son tos, algo de flema y cansancio. Son síntomas que el enfermo no los nota como peligrosos demorando en acudir al sistema sanitario dos, tres o más semanas. En este periodo, la enfermedad va a llegar más evolucionada y se ha estado transmitiendo.

¿Qué se puede hacer para frenarla?

Utilizar bien las armas que tenemos; es decir, tenemos un buen tratamiento. Un tratamiento curativo pero que tiene el problema de que es largo y que puede ocasionar toxicidad en otros órganos. Por eso, puede haber tendencia a abandonarlo por parte del paciente y no curarse. Es uno de los caballos de batalla. También, detectar la enfermedad cuanto antes. Es una enfermedad contagiosa por vía respiratoria. En definitiva, las claves son diagnosticarla cuanto antes y poner el tratamiento adecuado.

¿Cómo se trata?

Estamos tratándola casi de la misma manera que hace 50 años. Con antibióticos, que es verdad que son curativos tomados en las dosis y tiempo adecuados. En los últimos años no hubo fármacos nuevos que nos acorten la duración del tratamiento, que en el mejor de los casos son seis meses.