Ourense

La falta de Gobierno pone en jaque las inversiones estatales en Ourense

Ourense

INVERSIÓN

La falta de Gobierno pone en jaque las inversiones estatales en Ourense

Imagen de archivo de una de las obras para la llegada del tren de alta velocidad a Ourense.
photo_cameraImagen de archivo de una de las obras para la llegada del tren de alta velocidad a Ourense.

La licitación cae en picado y apenas se moviliza parte de los 782 millones prometidos este año, con lo que peligra el AVE en 2018

La situación de interinidad en la que está el gobierno central limita su capacidad de gestión y, como consecuencia, pone en riesgo el desarrollo de grandes infraestructuras ya comprometidas para Ourense. El año pasado por esta fecha estaban aprobados los Presupuestos del Estado para el 2016, con una previsión de 782 millones de euros en inversión, de los que 732 (el 93%) estaban destinados a las obras del AVE. Este año nada se sabe de las cuentas para el 2017.

El ritmo de licitación de las obras ya presupuestadas y aprobadas no es el deseado y todo parece indicar que la ejecución presupuestaria de este año quedará en mínimos. Celso Delgado, diputado del PP en el Congreso, reconoce que "la situación actual perjudica enormemente" ya no solo porque no se podrán cumplimentar importantes partidas sino porque, a futuro, se podría prorrogar el presupuesto actual.

A modo de ejemplo: se prevé licitar a corto plazo la circunvalación de O Barco de Valdeorras (1 millón de euros), el primer tramo de la variante Norte de Ourense, en Eirasvedras-Quintela (3,7 millones) o un tramo de la autovía A-76 entre el límite con la provincia de León y la de Ourense. Fuentes de Fomento dan por hecho que estos proyectos saldrán antes de final de año, pero el tiempo juega en su contra. En todo caso, quedan en el tintero un contingente de obras muy importante.

Según el informe de licitación pública de Seopan, la patronal de las grandes constructoras, desde enero a junio han concursado obras por valor de 42,7 millones de euros, de las que únicamente 21,6 se corresponden con actuaciones del gobierno central. Celso Delgado reconoce que el condicionante de un gobierno en funciones es lesivo para los intereses de la provincia y recuerda que "el ritmo de inserción de anuncios en el Boletín Oficial del Estado no es el habitual, obviamente".

El AVE

Sin duda la ejecución de las obras del AVE es uno de los daños colaterales más importantes. Está muy lejos Fomento de poner en el mercado inversiones por valor de 732 millones de euros para este año y garantizar un ritmo de obra que permita hacer creíble que la alta velocidad ferroviaria será una realidad en el año 2018. Celso Delgado cree que "es prematuro avanzar las consecuencias que tendrá esta situación sobre el AVE pero es cierto que nos está perjudicando" y que lo que se necesita es "un gobierno en activo.

Los empresarios ya han mostrado su preocupación. José Manuel Pérez Canal, presidente de la CEO, aludió a que un gobierno en funciones tiene "incapacidad legal para licitar grandes infraestructuras y aquí es donde aparecen comprometidas muchas de nuestras aspiraciones, como el remate de las obras del AVE en Ourense".

Entre otras actuaciones aún pendientes restan los proyectos de entrada del AVE en la ciudad, tanto en su integración como en los tramos anteriores, entre Taboadela, Seixalbo y Montealegre.

Otro hándicap: Bruselas vigilará con lupa el déficit

Un gobierno en funciones ve mermada su capacidad para licitar grandes obras, pero también tiene que cumplir con los objetivos de déficit que le marca la Unión Europea. Este hecho puede poner en peligro algunas inversiones para ejercicios venideros también para Ourense. 

Celso Delgado, parlamentario popular alude a que "España tiene que acordar con Bruselas una agenda de cumplimiento del déficit  y eso obligará a ajustar los ingresos y, evidentemente, tiene también influencia en las decisiones de gasto". El presidente de la Confederación de Empresarios de Ourense (CEO), José Manuel Pérez Canal  alude a esta cuestión y alerta que la falta de presupuestos "está acarreando graves problemas", entre otras cosas porque "impedirá fijar el techo de gasto de las comunidades autónomas, al tiempo que imposibilita el cumplimiento de las obligaciones contaídas con Europa".

Ante este escenario Canal alude a que "necesitamos de los políticos la altura de miras suficiente para solventar cuanto antes la situación, que elimine la parálisis política y administrativa, que es lo que precisamos todos".