La Región

EN OURENSE

Los feriantes: "Cada vez somos más puestos y menos público"

El Concello estudia atender su demanda de volver a pagar por feria asistida y no un canon mensual

Numerosos paseantes ojean los productos de los puestos de la Feira do 17 en el parque Barbaña, este miércoles por la mañana (MIGUEL ÁNGEL).
Numerosos paseantes ojean los productos de los puestos de la Feira do 17 en el parque Barbaña, este miércoles por la mañana (MIGUEL ÁNGEL).
Los feriantes: "Cada vez somos más puestos y menos público"

Mientras los comercios locales cuelgan en sus escaparates los carteles de "rebajas", en la feria, las ofertas se cantan desde detrás del mostrador. La Feira do 17 volvió ayer al entorno del parque Barbaña, en una jornada veraniega que mezcló tanto al público autóctono que suele acercarse como a los turistas. Pero pese al animado ambiente –el paseo del río mostraba un continuo ir y venir de gente–, la mayor parte de los comerciantes son críticos: "Aquí viene muchísima menos gente de la que solíamos tener".

El descenso, según explican, se aprecia desde hace años, pero el cierre de la Plaza de Abastos en junio de 2018, fue "decisivo" en la pérdida de clientes. "La gente venía a la plaza y luego se pasaba por los puestos, ahora que está arriba –en la Alameda–, ya ni se acercan", asegura Ángel Luis Bermúdez, feriante. "Cada vez somos más puestos y hay menos gente", asegura otra comerciante. "Antes venían muchas familias con niños, ahora se ve a gente mayor, a los niños los tienen en los centros comerciales", añade. Algunos feriantes, como José Jurado, creen que la calidad de los productos ha disminuido, así como la de la demanda: "Llevo muchos años viniendo a Ourense y siempre fue un buen mercado, pero hace tiempo se convirtió en una especie de rastro al que la gente viene buscando saldos, si ofreces artículos por encima de 5 euros no los quieren".

El periodo vacacional también afecta, ya que numerosos vecinos, habituales de la cita, están fuera de la ciudad. "En días coma hoxe –por ayer– falta arredor do 30% do público normal", explican desde Jamones Javier Martínez, donde son más optimistas y aseguran que la clientela se mantiene durante el resto del año.


Cuotas mensuales


El entorno del Barbaña acoge tres fechas feriales: el 7, el 17 y, desde hace años, el 26. "Antiguamente se pagaba por mercadillo, pero hace tres años adaptaron la fórmula de cobrarte las tres fechas del mes, aunque solo vengas una. A la del 26 yo nunca vengo, pero lo pago igualmente", explica José Jurado. "Esto solo pasa aquí", puntualiza. El gobierno local asegura que se está estudiando la posibilidad de volver a la fórmula anterior y cobrar por evento.


El Concello intensificará las labores de limpieza en la zona


La recogida de residuos en el parque Barbaña, después de cada feria, preocupa a asociaciones vecinales y ecologistas, sobre todo por la cercanía del río. Los comerciantes aseguran que la zona queda "mucho más recogida" que hace años, y que cada puesto se preocupa de limpiar su espacio. Además, aseguran que el espacio no está preparado para acoger la actividad comercial. "Esta zona no está habilitada para nosotros, ponemos los puestos encima de tierra, y cuando llueve, de barro", asegura José Jurado. "Deberían hacer algo mucho más atractivo en este paseo, no solo para la feria sino para el resto de los vecinos, aquí no hemos visto ningún tipo de mejora", añade.

El gobierno local, que acaba de activar diversas mejoras en el servicio de limpieza de la ciudad, asegura que el Barbaña es uno de los puntos clave. "En la reunión que mantuvimos con el comité de gerencia les pedí que se reforzase el servicio en la zona de la Plaza de Abastos después de las ferias", asegura Jorge Pumar, edil de Medio Ambiente. El concejal asegura que los responsables de la UTE aceptaron la medida: "Tenemos que darles un margen de tiempo, la reunión fue hace un par de días". Pumar también recuerda que los ciudadanos pueden ponerse en contacto con el servicio de limpieza.