Ourense

Se fuga de Tráfico y alega que la que conducía era su mujer

Ourense

Tribunales

Se fuga de Tráfico y alega que la que conducía era su mujer

Dos agentes de la Guardia Civil de Tráfico, en un control // (MIGUEL ÁNGEL).
photo_cameraDos agentes de la Guardia Civil de Tráfico, en un control // (MIGUEL ÁNGEL).
Presentó como testigos a su madre, su mujer y una hermana, con una versión que el fallo no ve "mínimamente creíble"

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 2 de Ourense condenó a un conductor de A Mezquita a abonar la multa de 500 euros (conlleva la perdida de seis puntos en el carné) que le impuso la Guardia Civil, en octubre del 2018 , por "conducir de forma temeraria  tras darse a la fuga de los agentes pese a darle las señal de alto mediante señales luminosas", según recoge el fallo.


El conductor recurrió la sanción ante la Jefatura Provincial de Tráfico (parte interesada en la causa) argumentado que la que conducía era su mujer y no él. Tráfico rechazó su argumento y el conductor llevó la multa hasta el citado juzgado, que acaba de fallar en su contra. La sentencia, que  es firme, desestima su versión, argumentando que la Guardia Civil, aunque no llegó a parar el coche, reconoció "sin lugar a dudas"  que era él el conductor.


El afectado presentó como testigos a su madre, su mujer y una hermana para acreditar su argumento. Las tres coincidieron en asegurar que la que conducía era su esposa y que se dirigía a casa tras salir de cena con unos amigos. Recordaron que en ningún momento excedió la velocidad. Esta versión, según recoge la sentencia, no es "mínimamente creíble", por un lado, por no detenerse ante los agentes, y, por otro, por  no aportar como testigos los participantes en la citada cena.


El juzgado argumenta que el proceso judicial iniciado por el conductor "tiene como fondo un hecho relevante: que el conductor, como consecuencia de la sanción pierde todos los puntos del carné de conducir, algo que no sucede a su mujer, por lo que ha buscado está pésima forma de eludir la multa", dice el fallo.