ELECCIONES

"Gana un debate el que más escucha"

La ourensana Aida González, campeona mundial universitaria de debate en español en 2016, y mejor oradora del "ranking" individual en 2017, desgrana las fortalezas y debilidades de los candidatos. 

Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera.
Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera.
"Gana un debate el que más escucha"

Hay personas con la pasmosa capacidad de argumentar en línea recta durante un tiempo sin que el auditorio sucumba a la modorra. La ourensana Aida González posee esta cualidad que le ha permitido proclamarse campeona mundial universitaria de debate en español en 2016 y ser mejor oradora del "ranking" individual –"como Djokovic", bromea– en 2017. "Pues la gente a veces se aburre cuando asiste a los debates que hacemos en la universidad porque es un ejercicio intelectual y no un producto de consumo televisivo como los debates electorales en los que al final hay un porcentaje de electorado que vota como los demás y sólo consumirá el minuto de oro", matiza. 

Aida González acepta cambiar el micro por la lupa para escudriñar las fortalezas y debilidades de los candidatos a presidir el Gobierno en el primer debate en Televisión Española que puede ser fundamental para convencer a los indecisos. Y mañana se repetirá la justa verbal en Antena 3. "Lo primero que le recomendaría a un candidato es que vaya con los deberes hechos en cuanto al análisis de los programas de los contrincantes. Cada vez tengo más claro que un debate quien gana es quien más escucha". 

En cambio, con el actual panorama y la irrupción de formaciones políticas como Vox, que ha obligado a la derecha a acerar su discurso para no ceder votos, se estila más el habla cucurucho... "En debate de competición tenemos el 'compromiso con el debate', que es comprometerte a rebatir siempre la mejor versión del discurso de tu contrincante. No nos vale decir 'el discurso estaba lleno de falacias y todo es mentira'. No, nos gusta recuperar la mejor versión y argumento del contrincante y contrarrestarlo desde la certeza de que no estamos engañando a nadie". Quizá no corran buenos tiempos para la oratoria política, como antes lo fueron malos para la lírica según cantó Golpes Bajos, porque esta graduada en Periodismo por la Universidad de Santiago y máster en Relaciones Públicas por la Universidad San Pablo CEU aconseja precisamente lo que no practican los aspirantes a presidir el Gobierno. "Es importante el respeto por el contrincante, por los votantes y por la propia audiencia. No se pueden decir banalidades como que uno es un okupa y el otro otra cosa. Son lo que en debate llamamos espantapájaros". Las opiniones sobre el aborto de Suárez Illana o la metedura de pata de Cayetana Álvarez de Toledo sobre el consentimento en las relaciones sexuales son ejemplos claros. 

Está por ver si  Pablo Casado recupera "un mensaje  bien asentado en cuanto a la gestión" siguiendo el ejemplo de Rajoy o prefiere sujetar la cerilla al lado de un bidón de gasolina. Pedro Sánchez últimamente se parece a su predecesor en cuanto a la indefinición, juega en casa por comenzar la campaña desde la presidencia del Gobierno y se le va a exigir algo más, "aunque las dos fuerzas se mueven en una dinámica más tradicional". "Este formato de debate beneficia a Iglesias y Rivera porque han crecido con la cultura política del 'info-show', ideas de transmisión rápida y poca image1_resultprofundidad". 


Análisis 


Pedro Sánchez

- Ventajas: "Pedro Sánchez sale desde un punto de partida extraño porque solía jugar más a porta gayola y ahora adopta una estrategia de perfil más bajo como Mariano Rajoy. La gente no sabe cómo cogerle y si juega bien esta carta puede favorecerle de cara a los que le llaman okupa, Falcon Viajes..."

- Desventajas: "Esa indefinición, si voy al debate o no, tan característica de Rajoy, le puede beneficiar en ciertos aspectos, pero a la vez tiene que hilar muy fino porque es la persona que defiende posición. Ha tenido una legislatura corta que le ha servido de campaña y se le exige un poco más".

Pablo Casado

- Ventajas: "Pablo Casado tiene a su favor la capacidad de elaborar un buen discurso, pero necesita ser muy hábil para evitar lo que llamamos espantapájaros, como las declaraciones de Suárez Illana o Álvarez de Toledo. Tiene que evitar el discurso visceral para hablar de propuestas".

- Desventajas: "El PP venía transmitiendo en los últimos años un discurso, aunque quizá continuista, bien asentado en cuanto a la gestión, estabilidad de Rajoy, Soraya, altos funcionarios... El discurso de la radicalización te puede dar unos votos, pero sujetas una cerilla al lado de un bidón de gasolina".

Pablo Iglesias

- Ventajas: "Pablo Iglesias,en términos de retórica, juega con ventaja porque sabe debatir desde las ideas aunque no alcance la profundidad de Irene Montero, Monedero o Errejón. Los debates en televisión no son ejercicios intelectuales, sino espectáculo y el formato le favorece. Ha nacido con él".

- Desventajas: "Pueden jugar en su contra los espantapájaros y todo el sensacionalismo que se quiera crear –Pablo Iglesias o los otros candidatos– para hacer debate barato, aunque es la dinámica del espectáculo y un porcentaje del electorado que vota como los demás sólo consumirá el minuto de oro".

Albert Rivera

- Ventajas: "Como Pablo Iglesias, Albert Rivera juega con la ventaja de que se adapta muy bien a los términos del 'info-show' porque a uno lo hemos conocido por su cartel electoral desnudo y el otro ha puesto su cara en la papeleta. En este sentido el formato también le favorece".

- Desventajas: "Aunque las nuevas formaciones están cómodas con este modelo de debate, como se percibió el otro día con Irene Montero e Inés Arrimadas, esa tendencia a la espectacularización puede jugar en su contra, aunque no se va a poder analizar hasta que concluyan los dos".