Ourense

Los ganaderos exigen que se permita la caza del lobo

Ourense

GANADERÍA

Los ganaderos exigen que se permita la caza del lobo

Roberto Pereiras, Belén do Campo y Pedro Rodríguez, en la reunión mantenida este jueves (J.C.).
photo_cameraRoberto Pereiras, Belén do Campo y Pedro Rodríguez, en la reunión mantenida este jueves (J.C.).

Pedro Rodríguez, portavoz del sector en el Macizo Central, los considera "unha especie invasora"

Los ataques de lobos se convirtieron en una seria amenaza para el futuro de la ganadería, especialmente la extensiva. Esta circunstancia fue puesta este jueves sobre la mesa por el presidente de la asociación Agrogandeira do Macizo Central (Agromacen), un colectivo que agrupa a aproximadamente 400 productores. Pedro Rodríguez Parente reclamó "que se permita cazar lobos" a  la directora xeral de Patrimonio Natural, organismo dependiente de la consellería do Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Belén do Campo, en la reunión que mantuvieron en Santiago de Compostela. A la cita también acudió el ingeniero de Montes Roberto Pereiras Guinarte, también de Agromacen.

Finalizada la reunión, el portavoz de los ganaderos consideró que el lobo es "unha especie invasora". En Galicia, su población está controlada por el Plan de Gestión del Lobo (2009), que busca "garantizar la viabilidad de esta especie en nuestro territorio, manteniendo una población estable del lobo".

El portavoz ganadero invitó a los productores a "denunciar todos os ataques para detectar as zonas nas que son máis frecuentes". En términos similares se pronunció Belén do Campo, quien resaltó la importancia de que los daños de la fauna silvestre sean denunciados a través del teléfono 012. Esta invitación también alude a los daños del jabalí. Pedro Rodríguez solicitó "máis batidas. a cabaña é insoportable", y demandó la implicación de los cazadores. 

Belén do Campo recordó las líneas de ayuda que creó la Xunta para paliar y prevenir los daños de las especies silvestres sobre los cultivos (jabalí) y las explotaciones ganaderas (lobo), cuya cuantía asciende a 1,4 millones de euros.

En el caso de los daños causados por las especies cinegéticas, la directora xeral apuntó que la temporada hábil para la captura de jabalís fue ampliada en casi un mes, por lo que empezará el 24 de agosto de 2019 para finalizar el 29 de febrero de 2020. Los jueves, sábados y domingos siguen siendo jornadas hábiles para la caza, según indicó Do Campo.

Estas iniciativas fueron diseñadas por un grupo de trabajo formado para controlar los daños causados por el jabalí, apostando por nuevos métodos selectivos de captura o nuevas regulaciones.


Quejas por las "trabas burocráticas"


El presidente de Agromacen, Pedro Rodríguez, también se quejó de las "trabas burocráticas e dos pagos paupérrimos" de las indemnizaciones por los daños causados por la fauna salvaje. Explicó que aquellas solicitudes tramitadas pasadas 72 horas del momento de producirse los daños son denegadas. Consideró este plazo muy reducido y pidió aumentarlo hasta los ocho días. Indicó que esta variación sería posible diseñando nuevos elementos para determinar que las pérdidas denunciadas fueron realmente causadas por la fauna silvestre. Otra reivindicación suya aludió a la cuantía de las subvenciones. 

A este respecto, pidió que estas se correspondan con el verdadero valor de los perjuicios sufridos por el productor.

Finalmente, el portavoz de los ganaderos cuestionó las ayudas que concede la Administración a "certas agrupacións", aludiendo a colectivos ecologistas y animalistas. "O máximo interesado no benestar dos animais é o labrego, mais con esas axudas finánciase unha xente que só pon trabas. Que se controlen esas axudas, destinadas a paliar os danos á fauna", comentó.

En su queja, Pedro Rodríguez defendió que las polémicas subvenciones se concedan mediante un concurso público y siempre debidamente.