Ourense

La geografía de la provincia ofrece un mapa atractivo de espacios protegidos

Ourense

El impacto de la A-76 sobre A Lastra o la ZEPA de A Limia podrían afectar a estos parajes, según los grupos ecologistas

La geografía de la provincia ofrece un mapa atractivo de espacios protegidos

La provincia de Ourense cuenta con una importante riqueza natural, reconocida a nivel autonómico al incluir un buen número de sus espacios en el catálogo de parques naturales de la Xunta, con los de O Invernadeiro, la Sierra de Enciña da Lastra -espacio incluido en parte en el proyecto de la A-76 entre Ourense y Ponferrada, lo que ha despertado los recelos de los ecologistas, que también critican la ZEPA en A Limia- o la Baixa Limia-Serra do Xurés; espacios reserva de la biosfera, como la transfronteriza Xurés-Gerês o el área de Allariz; o espacios naturales de interés local como la Voutureira de San Cibrao das Viñas o el Puzo do
La provincia de Ourense cuenta con una importante riqueza natural, reconocida a nivel autonómico al incluir un buen número de sus espacios en el catálogo de parques naturales de la Xunta, con los de O Invernadeiro, la Sierra de Enciña da Lastra -espacio incluido en parte en el proyecto de la A-76 entre Ourense y Ponferrada, lo que ha despertado los recelos de los ecologistas, que también critican la ZEPA en A Limia- o la Baixa Limia-Serra do Xurés; espacios reserva de la biosfera, como la transfronteriza Xurés-Gerês o el área de Allariz; o espacios naturales de interés local como la Voutureira de San Cibrao das Viñas o el Puzo do Lago, que cada año acoge la tradicional reunión de jinetes de la zona.

A estas reservas naturales preservadas por municipios e instituciones autonómicas hay que añadir las zonas de especial protección de valores naturales, cada cual con su personalidad y su particular foco de atracción natural, como es el caso de los bosques de abedules del Bidueiral de Montederramo; las vegas aluviales de la Veiga de Ponteliñares; los meandros del Cañón do Sil; la belleza paisajística del Macizo Central; el matorral y los pequeños robledales de la Serra de Candán; los bosques de ribera que pueden encontrarse en el entorno del río Támega; el particular matorral que se ofrece al paseante en Pena Veidosa o los ejemplares de lobo o corzo que todavía puede disfrutar el visitante en Pena Meseira, en A Gudiña.

Otro de los apartados es el de las Zonas de Especial Protección para las aves, donde están incluis los bosques de tejos de Pena Trevinca y está pendiente de inclusión la zona de A Limia, a la espera de un estudio de impacto ambiental.

En total se trata de 173.901 hectáreas repartidas por todo el mapa provincial e incluidas en alguna de las figuras de protección de espacios naturales.